10 falsos mitos sobre perder peso

10 falsos mitos sobre perder peso
10/12/2015 Carlos Alonso

Mitos sobre perder de peso

Existen numerosos mitos relacionados con la alimentación y perder peso, leyendas acerca de ciertos alimentos sin ningún fundamento científico que pueden influir en nuestro comportamiento alimentario y, como consecuencia de ello, afectar a nuestra salud.

Leyendas sobre la perder peso

1. El pan engorda.

El pan al igual que el resto de los farináceos (cereales, pastas…) es rico en hidratos de carbono, el nutriente que necesitamos en mayor proporción constituyendo la base de la dieta mediterránea y el combustible principal de nuestras células. La composición del pan es la misma por dentro que por fuera, por lo que si se quiere ingerir menos calorías se debe comer menos cantidad en vez de quitar una parte del pan (como la miga). Lo que aumenta las calorías del pan suele ser lo que le acompaña: mermeladas, mantequillas, salsas, embutidos… Lo que nos engorda es comer más de lo que gastamos, por ello es importante acompañar la dieta con ejercicio físico.

2. La fruta como postre engorda.

Una fruta aporta las mismas calorías antes o después de las comidas, por lo tanto el orden en que se ingieren los alimentos a lo largo del día no influye en el aporte energético. La ventaja de consumirlo antes de las comidas es que gracias a su contenido en fibra y agua producen un efecto saciante. Una dieta equilibrada y variada debe incluir el consumo de al menos tres piezas de fruta al día, por su importante aporte de vitaminas y minerales.

3. Beber agua durante las comidas engorda.

El agua es un alimento acalórico, es decir, no proporciona energía. Por lo tanto no engorda si se toma antes, durante o después de las comidas. Beber agua antes de las comidas puede producir sensación de saciedad, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento. Tampoco tiene el poder de quemar calorías, es decir, no por beber más cantidad de agua se adelgaza. Es importante consumir una cantidad adecuada de agua, entre 1,5 y 2 litros diarios ya que el 60% de nuestro peso corporal es agua.

4. Mezclar hidratos de carbono y proteínas engorda.

Las llamadas dietas disociadas consisten en no mezclar en la misma comida alimentos ricos en hidratos de carbono (cereales, pasta, patatas, pan…) con alimentos proteicos (carne, pescado, huevos…). El fundamento de este tipo de dietas, se basa en que el aumento de peso se debe a una mala digestión, producto de una combinación de alimentos errónea.
Evidentemente, estas dietas no tienen ningún fundamento científico, dado que todos los alimentos son una mezcla de nutrientes, por lo que no tiene sentido separar el consumo de alimentos con hidratos de carbono por un lado y alimentos con proteínas por otro.

5. Lo light adelgaza.

Un producto LIGHT es aquel al que se le ha reducido o eliminado alguno de sus componentes calóricos. Esto significa que contiene menos calorías (un 30% como mínimo por ley) que la versión no light del mismo alimento o producto en cuestión. Consumir alimentos light puede contribuir en el seguimiento de una dieta en situaciones especiales, pero no hay que olvidar que se trata de alimentos que tienen calorías y que, por lo tanto, no se debe abusar de ellos para perder peso.

6. Los productos integrales adelgazan.

Las harinas y cereales integrales tienen prácticamente las mismas calorías que los productos refinados y un mayor contenido de fibra y minerales. Los alimentos integrales, por su contenido de fibra, que además de otros efectos beneficiosos en nuestro organismo, poseen un alto poder saciante, lo que evita comer más cantidad que otros alimentos.
Se recomienda el consumo de alimentos integrales en nuestra alimentación diaria. Si lo que se busca es controlar o perder peso, es importante su consumo, pues añade volumen de alimento, pero no calorías.

7. Las frutas ácidas adelgazan.

Ningún alimento tiene la función de adelgazar. Para quemar la grasa es importante ingerir menos calorías de las que el cuerpo necesita y aumentar la práctica de ejercicio. Se recomienda comer tres piezas de fruta al día por su importante aporte vitamínico, siendo una de ellas un cítrico.

8. Las monodietas adelgazan.

Este tipo de dietas se caracteriza por permitir comer durante un tiempo determinado únicamente un tipo de alimento. Tienen muy bajo contenido calórico lo que puede originar la pérdida de peso. Pero en realidad se trata de dietas desequilibradas que no aportan las cantidades necesarias de macronutrientes, vitaminas y minerales, por lo tanto son perjudiciales para nuestra salud.
Son dietas monótonas, que no ayudan a enseñar ni fomentar buenos hábitos de alimentación y provocan una sensación de hambre que resulta agobiante para quien las realiza. Además, al finalizar la dieta, se estimula la ingesta excesiva de alimentos, lo que lleva nuevamente a no perder peso y ganarlo (efecto “yo-yo” o efecto rebote.).

9. Los alimentos que llevan grasas vegetales son más sanos.

Podemos pensar que muchos productos contienen aceite de oliva o de girasol, pero en la mayoría de los casos contienen grasas saturadas procedentes del aceite de coco y de palma y que son perjudiciales para la salud cardiovascular, ya que tienen la capacidad de aumentar los niveles de colesterol sanguíneo. Estos aceites (girasol y sobre todo oliva) no son tan utilizados en la elaboración de productos de alimentación por su elevado precio.

10. Saltarse una comida adelgaza.

Saltarse una comida es un mal hábito. Es importante realizar 5 tomas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena), para no llegar con excesiva hambre y ansiedad a la siguiente comida y así controlar la ingesta de grandes cantidades de comida, evitando el aumento de peso. Si se quiere perder peso es importante evitar alimentos muy energéticos y reducir el tamaño de las raciones.

Artículo escrito por Cynthia Morillas

Comments (4)

  1. Alberto González 2 años hace

    Buenas soy Alberto, he intentado hacer varias dietas sin mucho éxito. Algunas temporadas he eliminado la fruta y el pan de las comidas, el plátano también lo he restringido por se muy calórico. ¿Es verdad que hay que seguir estas pautas?

  2. Carmen 2 años hace

    Hola, quería saber si es bueno comer pan de centeno en las comidas en vez de pan normal o pan integral. gracias!

  3. Andrea H. 2 años hace

    Buenos días Alberto, gracias por tu pregunta. En primer lugar una dieta para bajar de peso no debe ser restrictiva a no ser que tengas alguna patología (enfermedad, alergia alimentaria, etc.) que te impida consumir ciertos alimentos. En tu dieta debes consumir de forma variada y equilibrada todos los grupos de alimentos, eso sí, con una frecuencia diferente. Es decir, no debes eliminar la carne, el pescado, las verduras, las frutas, o los cereales (como el pan), el truco es no abusar de ninguno de ellos.
    El plátano es una opción de fruta totalmente válida, las calorías que contiene (por la ración que comemos) son similares a las de cualquier otra fruta.
    Al fin y al cabo se trata de mejorar los hábitos alimentarios, no de eliminar alimentos sin causa justificada.
    Puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier cuestión estaremos encantados de ayudarte. 🙂

  4. Andrea H. 2 años hace

    Hola Carmen, gracias por tu pregunta! Por supuesto, se puede consumir pan de centeno en las comidas, las calorías apenas se modifican, la única diferencia es que el pan integral tiene algo mas de fibra, por eso tendemos a recomendarlo, pero puedes encontrar los mismos beneficios de la fibra en otros alimentos (harina integral, pasta integral, etc.).
    Esperamos haberte ayudado. 😀

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.