10 trucos para eliminar la sensación de hambre

10 trucos para eliminar la sensación de hambre
12/09/2016 Andrea Higuera

10 trucos para eliminar la sensación de hambre

hambre

A todos nos ha pasado alguna vez, esa sensación irresistible de hambre voraz que hace que nos comamos cualquier cosa. Estamos hablando de un ataque de hambre. Si te pasa con frecuencia toma nota de los siguientes consejos para evitarlo.

  1. No pasar más de 4 horas sin comer

    Así evitas la bajada de glucosa y el aumento de hormonas del hambre que hacen que no controles la cantidad de comida que comes en la siguiente comida. Por ese motivo, te recomendamos hacer 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

  2. Incluir en las comidas alimentos ricos en fibra

    Fruta, verdura, granos integrales… aumentan la saciedad y hacen que la glucosa se absorba más lentamente, por lo tanto tendremos una sensación de saciedad y plenitud a más largo plazo, retrasando la sensación de hambre.

  3. Incluir proteína y algo de grasa en las comidas

    Retrasan la digestión y aumentan también la saciedad.

  4. Beber suficiente agua

    A veces no distinguimos bien entre la sensación de hambre y sed. Asegúrate primero de si lo que tienes es sed.

  5. Mastica despacio

    Un truco es contar que masticas por lo menos 20 veces cada bocado, aunque algunos especialistas recomiendan que sean 40 veces. Además de controlar mejor lo que comes, también favoreces una buena digestión, evitando digestiones pesadas.

  6. Evita comer mientras haces otras actividades

    Trabajar, ver la televisión… al estar distraído puede que comas más de la cuenta. Presta atención a tu plato, así serás más consciente de lo que comes.

  7. Duerme lo suficiente

    A veces ingerimos muchas más calorías por la noche porque comemos durante las horas que nos mantenernos despiertos en vez de estar durmiendo. ¡Cuida tus horarios!

  8. Comer chicle

    Puede ser un aliado si lo que tienes más bien es ansiedad o aburrimiento. En este punto tenemos que distinguir entre el hambre fisiológico (o hambre real) y el hambre psicológico, el cual está promovido por emociones o por nuestro estado de ánimo y responsable de antojos repentinos y concretos.

  9. Infusiones

    Por las mismas razones del punto anterior puedes prepararte infusiones frías o calientes, sin añadir azúcar. Te hidratarán y calmarán tu sensación de hambre.

  10. Practica deporte de manera regular

    Además de ser imprescindible para gozar de una buena salud, te mantiene entretenido y motivado para no atacar la comida.

¿Y si aun así no puedes evitarlo?

Si no puedes controlar tu hambre en un momento determinado elige una pieza de fruta, una manzana por ejemplo puede ser un gran aliado, o si lo prefieres opta por una rica zanahoria.

Ante todo ¡paciencia!, ten en cuenta que las señales de saciedad tardan unos 20 minutos en llegar al cerebro, por eso es tan importante comer despacio.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.