6 preguntas frecuentes en la alimentación

6 preguntas frecuentes en la alimentación
01/04/2016 Andrea Higuera

Preguntas frecuentes en alimentación

Seguro que alguna vez te has preguntado alguna de estas cuestiones, has buscado en internet y has encontrado diversas opiniones, muy contradictorias entre sí. Tras un gran debate y discusión por parte de nuestro equipo de dietistas-nutricionistas, resolvemos tus dudas y te damos respuestas a aquellas preguntas que nadie supo responder o si lo hizo, no fue de la manera adecuada. No pierdas más el tiempo y que no te engañen.

1. ¿Cuántas comidas debería hacer al día?

Muchas personas realizan sólo 3 comidas al día. Otros, a veces incluyen una merienda. En este caso, te recomendamos realizar 5 comidas al día: desyauno, media mañana, comida, merienda y cena. 6 si es necesario (incluyendo una recena) en el caso de los diabéticos. La distribución calórica a lo largo del día debería ser aproximadamente:

  • Desayuno: 20-25%
  • Media mañana: 10%
  • Comida: 30-35%
  • Merienda: 10%
  • Cena: 25%

Siguiendo un poco la línea del famoso refrán: “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo“.

Para la pérdida de peso resulta más beneficioso concentrar el mayor número de calorías por la mañana que al final de la jornada.

2. ¿Qué cantidad de lácteos debo tomar al día?

Las recomendaciones están alrededor de 3 raciones de lácteos al día. Un vaso de leche (250ml) es una ración. En cuanto a los yogures (1 ración son 2 yogures), las recomendaciones son 1 ó 2 yogures al día y alternarlo con otros lácteos (leche, quesos, etc.).

leche

3. ¿Puedo comer arroz o pasta por la noche?

El consumo de un plato de sólo arroz o pasta no es adecuado por la noche. Estos grupos de alimentos suponen un aporte elevado de energía para ingerir en la cena, ya que en las horas siguientes no se va a gastar apenas energía, y ésta se va a acumular en forma de grasa en el tejido adiposo. ¡Ojo! que tampoco prohibimos el consumo de estos alimentos, en el caso de tomar arroz o pasta, que sea dentro de la distribución del método del plato, en el que se haría una elaboración culinaria que tenga por ejemplo 100 gramos de verduras y hortalizas, 50 gramos de pollo, pescado o carne, y unos 20 gramos de arroz en crudo o 30 gramos de pasta en crudo como guarnición. Si fueran de la variedad integral, mucho mejor.

4. ¿Puedo comer fruta de postre?

Sin lugar a dudas sí. La fruta es un grupo de alimentos que forma parte de una alimentación sana y equilibrada. No importa el momento en el que consumas frutas a lo largo del día, no engordan más por tomarlas a las 15:00h o a las 20:00h después de haber cenado. El consumo recomendado de frutas es de 3 piezas al día, que puedes distribuir como prefieras (en el desayuno, después de las comidas, en la merienda…). Es un postre perfecto si no has quedado totalmente saciado, si por el contrario, la comida te ha saciado, puedes dejar la fruta para otro momento del día.

5. ¿Puedo comer fruta por la noche?

Claro que puedes. Lo único que deberías tener en cuenta es lo siguiente: se sabe que es más fácil la transformación de fructosa a grasa que de glucosa a grasa, una vez los niveles de glucógeno hepático están completos, esto ocurre cuando nos hemos dado un buen festín en la cena. Puedes pensar que las frutas no serían adecuadas por tanto, por tener un mayor contenido en fructosa que en glucosa, pero también tienen otros nutrientes (como los también ingeridos en la cena) que interaccionan en la absorción y metabolismo de cada nutriente. De esta forma, es mucho menos aconsejable tomar una bebida gaseosa con fructosa que fruta con la cena. Así que si tu cena es sana, ligera y equilibrada no hay problema en que tu postre consista en una fruta.

fruta

6. ¿Son eficaces las dietas DETOX?

Al igual que el resto de ‘dietas milagro’, las dietas detox no tienen ningún fundamento científico. Existe en la web una gran variedad de menús y recetas detox (desde caldos depurativos hasta zumos de frutas). Se ponen de moda en fechas clave como es después de las Navidades o Semana Santa, pero además de no regirse por ningún soporte científico, desequilibran la dieta y nuestros hábitos alimentarios, provocando más pérdida que beneficio. No te dejes engañar, la mejor forma de eliminar toxinas es llevar una vida saludable. En el siguiente artículo te hablamos más a fondo sobre ellas.

Andrea Higuera, Cynthia Morillas y Laura Nadador

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.