Preparados equivalentes a una comida, ¿Son recomendables?

Preparados equivalentes a una comida, ¿Son recomendables?
18/04/2017 Nina Eichhorn

Preparados equivalentes a una comida, ¿Son recomendables?

Antes de nada, ¿qué son estos preparados?

Estos preparados equivalentes a comidas también son conocidos por el nombre de sustitutivos de comidas, ya que esta es su finalidad, suelen ser batidos, barritas, sopas…etc.

Estos están regulados por el RD 1430/1997, que les exige tener como mínimo 200 kcal y 400 como máximo, así como garantizar los aportes recomendados de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

¿Son efectivos?

Según diversos estudios que se han realizado al respecto (1,2) se puede considerar que estos preparados son útiles para bajar peso, adecuados para personas con algo de sobrepeso, que no tengan tiempo de cocinar o no les apetezca. Ya que apenas necesitan ni tiempo de preparación, ni tiempo para tomarlos.

Sin embargo, funcionan simplemente porque se ajustan a unas determinadas calorías, no son preparados mágicos, tendríamos el mismo efecto si nos tomásemos un plato casero con unas calorías similares. De esta manera, además, resultaría más barato e igual de efectivo, ya que una de las cualidades de estos preparados es que suelen ser caros.

Entonces, ¿son recomendables?

Desde el punto de vista cualitativo, estos preparados suelen usar ingredientes de baja calidad, como hidratos de carbono de alto índice glucémico o grasas poco deseables, por lo que, aunque nos ayuden a bajar peso, no es sinónimo de que cuiden nuestra salud.

Además, no suponen una ayuda educativa, nutricionalmente hablando, es decir, no nos enseña cómo comer de manera saludable, cuando la persona alcance el peso deseado y deje estos preparados, no sabrá qué incluir en sus comidas, y no ayudará a una modificación de sus hábitos hacia otros más saludables, por lo que, en muchos casos, se volverá a coger peso.

Un último punto es que se pierde el placer de comer, es mucho más agradable tomar una comida rica, de buen aspecto, textura y olor, desde el punto de vista psicológico, que un batido todos los días, por lo que se pierde el factor organoléptico y sociocultural de la comida.

También se puede destacar la incomodidad de comer en grupo, donde no se podrá compartir platos con otras personas, lo cual también tendrá un impacto en el ámbito psicológico y el estado de ánimo.

Como conclusión, sí, son efectivos para perder peso en algunos casos, aunque tienen algunos inconvenientes, que ya hemos mencionado, y que no encontraríamos si en vez de usar estos preparados usásemos un plan de comidas adecuado, por lo que considerando todo esto, los preparados no son recomendables para una pérdida efectiva de peso.

Artículo escrito por Cristina Blanco