Alcancé mis objetivos y ahora… ¿puedo comer de todo?

Alcancé mis objetivos y ahora… ¿puedo comer de todo?
19/09/2016 Andrea Higuera

Alcancé mis objetivos y ahora… ¿puedo comer de todo?

objetivo dieta

Una vez conseguido tu objetivo de peso, es un error típico plantearse la pregunta “¿ahora puedo comer de todo?”

‘Hacer una dieta’, de forma general, no se trata de seguir un régimen alimentario estricto y cerrado, en el cual se prohíban determinados alimentos y se permitan otros (que es la base de la mayoría de dietas milagro), sino que debe consistir en aprender cómo mejorar los hábitos alimentarios, así como adoptar un estilo de vida saludable con una práctica habitual de ejercicio físico, persistente en el tiempo.

Si has conseguido tus objetivos en un plazo de tiempo razonable (no se debe adelgazar en poco tiempo) es porque has hecho las cosas bien, has conseguido adoptar unos hábitos nuevos, y como parte de la “dieta” los has incluido en tu día a día. Sabes que lo beneficioso para ti es seguir conservándolos en el tiempo ¿por lo tanto qué te impediría seguir haciéndolos en el futuro?

Seguramente durante este tiempo hayas modificado la frecuencia en el consumo de algunos alimentos, sobre todo de aquellos poco saludables: dulces, pasteles, patatas fritas… reduciendo su presencia en la dieta. Probablemente no ha sido fácil y te hayan apetecido en más de una ocasión, pero te has mantenido firme, y les has dado tregua muy de vez en cuando ¿por qué ibas a cambiar de opinión ahora que has conseguido lo que te habías propuesto?

Llegar a este punto te ha supuesto algún esfuerzo, sobre todo al principio, no tendría sentido echarlo a perder ahora. No se trata de dar un paso atrás y descuidar tu alimentación. “Comer de todo” ya podías también cuando hacías dieta, siempre en unas cantidades y frecuencias razonables. Pero ahora ya tienes las claves, sabes cómo hacerlo bien, sólo tienes que mantenerte y una vez has llegado a este punto ¡ya es pan comido! Nada está estrictamente restringido, si sabes cómo incluirlo de forma adecuada puedes añadirlo en tu dieta.

Un poco de chorizo en las lentejas del domingo, o un helado por la tarde el miércoles con las amigas, o unas cervezas el sábado con tu pareja: ¡ahora e incluso ‘haciendo dieta’ puedes hacerlo si tu alimentación es variada y equilibrada y tu estilo de vida activo y saludable!

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.