¿Bañarse después de comer puede provocar un ‘corte de digestión’?

¿Bañarse después de comer puede provocar un ‘corte de digestión’?
29/06/2016 Andrea Higuera

¿Bañarse después de comer puede provocar un ‘corte de digestión’?

corte de digestion

En pleno verano apetece bañarse en la playa, en la piscina o en el río, pero siempre se ha dicho que hay que esperar un par de horas después de comer para poder bañarte pero ¿se trata de un mito o una realidad?

Lo cierto es que un ‘corte de digestión’ no existe como tal. Lo que ocurre es que, un cambio brusco de temperatura, debido a estar en contacto repentinamente con agua fría, puede provocar un shock periférico, con una reducción de la frecuencia cardiaca haciendo que la persona pueda incluso perder el conocimiento, tener una parada cardiorrespiratoria y ahogarse (hidrocución). Por lo tanto, el responsable es el cambio de temperatura y no tanto el haber comido antes como se suele pensar.

El proceso de la digestión puede durar hasta 4 horas dependiendo de cuánto y qué hayamos comido, y aunque nos metamos en el agua este proceso sigue su curso. Aunque sí es verdad que puede contribuir a que esa reacción sea mayor, ya que el aparatado digestivo recibe una mayor cantidad de sangre, disminuyendo en otras partes del cuerpo como el cerebro.

Las recomendaciones son meterte en el agua poco a poco, ‘acostumbrando’ a tu cuerpo a la temperatura del agua y nunca meterte de golpe, sobre todo si el agua está muy fría. Si te has pegado un buen festín, es mejor que esperes unas horas antes de bañarte, además, seguramente te entre el sueñecillo de después de comer.

¿Son más propensos los niños?

En este caso hay que tener especial atención con los niños, ya que suelen pasar de estar jugando al sol a tirarse al agua de un chapuzón, en tal caso el cuerpo pasa de estar a 40˚C a 20˚C en cuestión de segundos. Lo mismo ocurre si llevas varias horas tomando el sol y entras rápido al agua.

¿Cómo podemos detectarlo?

Los principales síntomas son visión borrosa, palidez, mareo, vómitos y en casos más graves pérdida del conocimiento o síncope. En ese caso hay que sacar a la persona del agua. En casos leves será suficiente con mantener reposo unas horas. En casos más graves hay que acudir a un centro sanitario.

¿Bañarse después de hacer ejercicio?

Como te decíamos, el ‘corte de digestión’, correctamente llamado hidrocución, ocurre cuando existe una gran diferencia entre la temperatura corporal y el agua en la que nos sumergimos. Por lo tanto, el ejercicio físico es otro claro ejemplo que no se suele tener en cuenta y con el que tenemos que tener cuidado. Cuando realizamos ejercicio físico aumenta nuestra temperatura corporal, para refrescarnos solemos tirarnos a la piscina de cabeza y en esos casos en los que puede ocurrir la reacción.

Igualmente, te recomendamos que esperes hasta recuperarte y entres poco a poco en el agua, adaptando tu cuerpo a la temperatura.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.