Carne roja. ¿Amiga o enemiga de tu nutrición?

Carne roja. ¿Amiga o enemiga de tu nutrición?
30/05/2016 Andrea Higuera

Carne roja. ¿Amiga o enemiga de tu nutrición?

Mucho se ha hablado sobre el consumo de carne roja en el último año. En octubre de 2015 la OMS desató el miedo entre los consumidores al afirmar que la carne procesada -salchichas, hamburguesas y otros productos cárnicos procesados- eran “carcinógenos para humanos” y que la carne roja era “probablemente carcinógena”. Ante la avalancha de críticas la agencia de salud rectificó y añadió que no había que dejar de tomar carne, pero sí consumir menos.

Y parece que este último mensaje ha calado entre los consumidores: 4 de cada 10 españoles ha reducido el consumo de carne roja o ni siquiera la ha probado en el último año, según los resultados de un Observatorio sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias.

De ellos, un 29%, más de 11 millones de personas, ha reducido la ingesta de carne roja, mientras un 14% adicional afirma no haberla comido; las mujeres (un 34% más que los hombres) y los mayores de 50 años (4 de cada 10) son los perfiles que más han reducido este consumo, según los datos del Observatorio.

Los resultados se basan en tres estudios realizados, entre septiembre de 2015 y abril de 2016 en los que han participado 1.000 hombres y mujeres mayores de 16 años.

carne roja

Pero realmente ¿está justificada esta reducción? ¿Cómo puede afectar a nuestra dieta?

Después de analizar la evidencia científica sobre el tema, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) ha categorizado la carne roja (res, ternera, cordero, caballo, cerdo…) como probable carcinógeno para los humanos (Grupo 2A) y la carne procesada (salchichas, bacon, embutido…) como carcinógeno para los humanos (Grupo 1).

Esto no quiere decir que dejemos de consumir carne roja y carne procesada, sino que debemos reducir su consumo con el objetivo de disminuir el riesgo de cáncer colorrectal entre otros. Además, debemos recordar que la carne nos proporciona nutrientes esenciales como proteína de alto valor biológico y es una fuente de hierro. El consumo de carne varía mucho entre países y regiones, los expertos recomiendan el consumo de una ración (150-200g) de carne roja/procesada a la semana.

Cabe destacar que no todos los tipos de carne se ven afectados, ya que no están dentro de esta categoría. La carne blanca se puede consumir prácticamente a diario, carne de conejo, algunos cortes de cerdo, o carne de ave como pavo o pollo.

¿Si queremos reducir el consumo de carne qué opciones nos ofrece la aplicación de Nutrigen?

Las dietas de la app de Nutrigen están calculadas respetando las raciones de grupos de alimentos recomendadas por médicos y nutricionistas. Aun así, podemos cambiar de plato en nuestro menú siempre que queramos, ofreciéndonos opciones nutricionalmente similares. Si en tu caso, no quieres carne roja puedes elegir otro plato de carne o incluso cambiarlo por otros alimentos como pescado.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.