Celebrar no tiene por qué ser comer mal

Celebrar no tiene por qué ser comer mal
07/03/2016 Andrea Higuera

¿Qué comen los niños en las fiestas de cumpleaños?

Todos hemos ido a cumpleaños infantiles en los que los “ganchitos” y los refrescos azucarados son las estrellas principales. Por suerte, hoy sabemos las desventajas de estas prácticas y lo sencillo que puede resultar cambiarlas.

cumpleaños niños

Durante la infancia y la adolescencia se desarrollan los hábitos alimentarios. En esta edad se adquieren también los gustos y los rechazos a determinados alimentos que se mantienen de por vida. Por este motivo, es importante que, durante estos primeros años, adopten unos buenos hábitos alimentarios, evitando abusar de alimentos muy calóricos y poco nutritivos (tan frecuentes en fiestas de cumpleaños) ya que perjudican la salud en múltiples aspectos y pueden crear adicción.

  • Según la OMS, hay 42 millones de niños con sobrepeso, de los cuales, cerca de 35 millones viven en países desarrollados.
  • Un niño obeso en su infancia tiene cerca de un 80% de posibilidades de serlo en la edad adulta, aumentando el riesgo de padecer numerosas patologías.

Sin embargo, no está todo perdido, ya que bajar de peso es mucho más fácil cuanto más temprana sea la edad con la que se proponga.

Soluciones

Los niños, por lo general, se entretienen fácilmente, les gusta jugar todo el tiempo y de hecho, estos eventos son muy buenos para sus relaciones sociales. Además, les llama la atención las cosas divertidas, coloridas y llamativas. Por todos estos motivos es bueno adaptar los alimentos a sus necesidades, para que cualquier plato sano despierte su entusiasmo.

  • La comida casera siempre es mejor: la tradicional pizza no tiene por qué ser un alimento prohibido, de hecho si se elaboran en casa pueden llegar a ser muy saludables, con harina integral y los ingredientes que más gusten colocados de formas estratégicas para hacer figuras divertidas.
  • Usar el horno como aliado: las patatas fritas, así como los alimentos rebozados no suelen faltar. Sin embargo, hay otras formas hasta ahora no contempladas para evitar el exceso de grasas que adquieren estos alimentos al freírse, como es al horno, a la plancha, al microondas, en papillote…
  • La decoración: como vemos en la imagen, cualquier alimento resulta más atractivo con un par de ojitos. Es fácil convertir lo que queramos en un ser que, gracias a su ilimitada imaginación, hará que el plato les encante.
  • La bebida: aunque nos lleve más tiempo es muy recomendable ofrecer a nuestros niños zumos caseros, batidos, etc. En lugar de las típicas bebidas gaseosas azucaradas.
  • Pensar en su futuro: por desgracia, es cierto que normalmente son mucho más económicos los productos menos saludables, sin embargo, acostumbrarles a consumirlos no les hace ningún favor. Opta por los productos naturales o hechos en casa.

platos infantiles

Artículo escrito por Marta Salas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.