Cinco grupos a evitar si quieres perder peso esta navidad

Cinco grupos a evitar si quieres perder peso esta navidad
07/12/2017 Cristina García Lomas

Cinco grupos a evitar si quieres perder peso esta navidad

Estás a dieta y no sabes cómo enfrentarte a las Navidades? No te preocupes, no tienes por qué tirar todo el esfuerzo que has hecho durante estos días. Como desde Nutrigen entendemos tu preocupación, te dejamos 5 categorías de alimentos que debes evitar durante estas fiestas para que puedas seguir disfrutando de las reuniones familiares sin tener que luego lamentarte.

ALCOHOL

El alcohol es una de las principales cosas que debes evitar a toda costa si quieres seguir cuidándote durante las Navidades. En un primer momento, puedes pensar que por una copa no va a pasar nada, pero el alcohol tipo whisky, ron, ginebra, coñac, o vodka aporta aproximadamente 235 Kcal por 100 gramos de bebida, lo equivalente a 100 gramos de butifarra más o menos, y si además lo mezclas con otra bebida, aumentan considerablemente las calorías, por lo que piénsatelo antes de tomarte una copa.

Si tienes mucha necesidad, opta por un tinto de verano sin vermut, o una clara de cerveza con gaseosa. Entendemos que no brindes con agua en estas fiestas.

REFRESCOS AZUCARADOS

Lo mismo te comentamos con los refrescos. Sólo te aportarán azúcar, calorías (139 kcal en un vaso grande) y gases. No sacian y además muchos de ellos por su alto contenido en azúcar (el 10%) ni siquiera te quitan la sed, por tanto, no te conformarás con uno y no pararás de añadir calorías extra a tu cena. ¿De verdad te merece la pena? Nuestra recomendación es que si vas a consumir refrescos durante las reuniones, elijas refrescos bajos en azúcar y sin abusar demasiado de ellos, ya que no es oro todo lo que reluce.

FRITOS

Si dejamos a un lado el alcohol, podemos decir que los aperitivos en estas fechas son con lo que más debemos tener cuidado, ya que solemos recurrir mucho a los fritos para comenzar las cenas navideñas. Croquetas, gambas Orly, fritos de bacalao, son algunos de los platos que nos podemos encontrar en casa de nuestros familiares. En principio, comerse uno no parece un problema, pero es lo primero que tenemos en la mesa y si llegamos con hambre, no nos vamos a conformar con uno. Nuestra recomendación es que optes por mariscos sin salsas, mejillones o unas lonchas de salmón ahumado aderezadas con limón y eneldo. ¡No dejan de estar deliciosos!

SALSAS

Cuidado con las salsas. Sabemos que hacen mucho más sabrosos nuestros platos, pero suelen ser muy calóricas, ya que la mayoría están elaboradas con muchísimo aceite y algunas de ellas con azúcar y espesadas con harina. Intenta consumir sólo aquellas caseras tipo salsa de pimientos del piquillo, salsa de tomate o endulzadas con jugos de frutas naturales. Si tu segundo plato en un solomillo, opta por pedirlo sin salsa y aderezado con especias como hierbas aromáticas o unos granos de pimienta, te estarás ahorrando unas cuantas calorías y seguirá estando igual de bueno.

DULCES

Medítalo antes de precipitarte y dar el primer trago al sorbete de limón o coger un trozo de turrón. Si sigues las otras cuatro recomendaciones que te hemos dejado más arriba, estarás a punto de lograr tu objetivo y no liarla con la dieta. En realidad, no es tan difícil renunciar al postre. Intenta saciarte con el resto de platos y no le dejes hueco, si lo consigues, estarás renunciando a más de 300 Kcal extra y muchísima grasa y si además tienes la “suerte” de celebrarlo en tu casa, puedes elegir un postre saludable y no renunciar a él, ¡algo bueno te tenía que tocar!

¡No todo está perdido si evitas estos alimentos que te comentamos durante las cenas Navideñas! Además, existen un montón de recetas ricas con las que no renunciar a un buen momento en familia, ni a la dieta. Toma nota de algunas de ellas en nuestro blog y ¡disfruta de las fiestas!

 

Rocío López Puertas