Cocina fácil y saludable: ¡Garbanzos con espinacas!

Cocina fácil y saludable: ¡Garbanzos con espinacas!
27/09/2017 Nina Eichhorn

Cocina fácil y saludable: ¡Garbanzos con espinacas!

Una de las verduras de hoja clásicas de la cocina caliente española vive su esplendor en otoño e invierno. La espinaca fresca, en manojo, es un lujo asequible que no debería faltar en tu cocina principalmente durante estas estaciones.

Los diversos beneficios de las espinacas para la salud son debido a la presencia de fibra dietética, minerales (potasio, manganeso, zinc, magnesio, hierro y calcio) vitaminas (principalmente la B9 o ácido fólico y la K o ), pigmentos (clorofila) y fitonutrientes (principalmente el antioxidante quercetina).

Por otro lado, los garbanzos nos aportan hidratos de carbono (fuente de energía), fibra dietética, proteínas y grasas, pero además, los garbanzos ofrecen en su composición vitaminas como la A, B6, C, E y K y minerales como el calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, hierro y sodio.

En el artículo de hoy, te enseñamos como pueden combinar ambos ingredientes principales en una receta fácil y saludable……¡garbanzos con espinacas!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 400g de garbanzos
  • 300g de espinacas
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharada de tomate frito
  • Sal y pimienta
  • 15g de aceite de oliva

¿Cómo puedes prepararla?

  1. La noche anterior, ponemos los garbanzos en remojo con abundante agua, que los cubra más que de sobra. Para que te hagas una idea, al menos con dos dedos por encima ya que los garbanzos crecerán y absorberán bastante agua.
  2. Al día siguiente, los escurrimos del agua. Les damos un lavado con agua fresca y los metemos en una olla. Añadimos el pimentón, la zanahoria cortada en rodajas y el ajo. Si no te gusta mucho el sabor del ajo, puedes echarlo entero. Si te encanta, pícalo y añádelo así. Se deshará y le dará su toque a todo el plato.
  3. Añadimos unos 15 gramos (1 cucharada sopera colmada) de aceite de oliva que, le va a dar su toque especial y después cubrimos con abundante agua. Dos o tres dedos por encima de ellos. Añade un puñadito de sal y pimienta negra recién molida
  4. Dejamos cocinar a fuego medio. Si lo haces en una olla exprés, media hora estará bien. Si lo haces del modo convencional, alrededor de 1 hora y media o dos horas. Hasta que estén blandos.
  5. Una vez estén cocinados, puedes añadir más agua si ves que te habías quedado corto antes. Añadimos también la cucharada de tomate que más que sabor, le dará, junto al pimentón, un toque diferente y añadimos también las espinacas.
  6. Mezclamos bien y dejamos cocinar dos o tres minutos más. Hasta que las espinacas hayan menguado y se hayan integrado bien a los garbanzos.

 

Los garbanzos con espinacas es una receta que tarda un poco en hacerse, si no los haces en olla a presión pero, son muy fáciles de hacer. Es más, puedes estar a otras cosas mientras se cocinan. Por otra parte, también puedes dejarlos hechos con varios días de antelación. En la nevera, aguantan fácilmente 4 o 5 días. Además ¡de un día para otro están más ricos!

 

Isabel Borrás Olivares