¿Cómo influye la alimentación en tu estado de ánimo?

¿Cómo influye la alimentación en tu estado de ánimo?
04/11/2016 Andrea Higuera

¿Cómo influye la alimentación en tu estado de ánimo?

alimentación

El estilo de vida que llevamos hoy en día hace que mucha gente sufra alteraciones del sistema nervioso como son el estrés, la ansiedad y la depresión. Vamos a repasar qué nutrientes y alimentos pueden ayudarnos a combatir esta situación.

Triptófano

Uno de los nutrientes más interesantes en este aspecto es el triptófano, un aminoácido esencial que nuestro organismo no es capaz de sintetizar, por ese motivo, debemos aportarlo a través de la dieta.

Es precursor de la serotonina, neurotransmisor imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema inmune, controla el estado de ánimo, conocida popularmente como “hormona de la felicidad, del humor o del placer”.

El triptófano también participa en la secreción de la melatonina, hormona que regula la cantidad y calidad del sueño.

El triptófano lo encontramos en alimentos como el pavo, pollo, leche, queso, pescado, huevos, tofu, soja, semillas de sésamo y de calabaza, nueces, chocolate, plátano, aguacate, piña, cacahuete.

Para una correcta absorción de este aminoácido y síntesis de serotonina son fundamentales unos buenos niveles de vitamina B6 y vitamina C.

Zinc y magnesio

Por otro lado, el magnesio y zinc también son dos micronutrientes importantes para la salud de tu sistema nervioso, siendo los dos relevantes en los estados de depresión y ansiedad. De hecho, en algunos estudios se han visto bajos niveles de zinc en suero en personas con problemas de ansiedad y depresión. Estos minerales los podemos ingerir a través del consumo de frutos secos.

castañas

Hierro

El hierro presente en carnes, legumbres, cereales y verduras suele ser un nutriente que nos produce sensación de cansancio cuando nuestra dieta es escaso en él, por lo tanto es importante asegurar una correcta ingesta de este nutriente. Además, podemos mejorar su absorción con la vitamina C, presente en frutas y verduras.

Vitaminas

Como hemos comentado, la vitamina C y la vitamina B6 son imprescindibles para una buena absorción del hierro y triptófano. Aunque el resto de vitaminas también son importantes para un correcto estado del sistema nervioso y de nuestro estado de ánimo.

Ácidos grasos omega-3

Por último, pero no por ello menos importante, los ácidos grasos omega-3 son imprescindibles para un buen estado del sistema nervioso, ya que forman parte de la estructura de las neuronas.

¿Dieta o suplementos?

A estas alturas del artículo te preguntarás si no es más fácil comprar suplementos o pastillas de estos nutrientes. La respuesta es no. Es importante que todas estas recomendaciones las lleves a cabo a través de la dieta y no eches mano de primeras de los suplementos vitamínicos.

Otras recomendaciones no dietéticas

Por otro lado, existen otra serie de recomendaciones (no dietéticas) para ayudarte a un estado de ánimo adecuado, como son llevar unos buenos horarios, evitar el estrés en la medida de lo posible, descansar lo suficiente y practicar algún tipo de actividad física, la cual ayudará a aumentar tus niveles de endorfinas que regulan el estado de ánimo, haciendo que te sientas con más energía y más animado.

Para finalizar…

Debes tener en cuenta que la alimentación ayuda a tener una buena salud en general y, como te hemos contado en este artículo, un buen estado del sistema nervioso en particular. Sin embargo, llevar una determinada dieta o consumir unos determinados alimentos no va a ser el factor responsable de controlar situaciones de ansiedad y estrés continuados. Se trata de modificar el estilo de vida, lo que conlleva cambio de hábitos entre los que se encuentra la alimentación, estar expuestos a menos estimulantes en el día a día (entre los que se encuentran la cafeína y las luces de móviles y ordenadores sobre todo en horario de noche), el ejercicio físico, los horarios, el sueño y descanso. En los casos más severos, deberá consultarse con el médico y pueden ser necesarios los tratamientos farmacológicos.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.