¿Es de fiar la dieta disociada?

¿Es de fiar la dieta disociada?
18/01/2016 Carlos Alonso

Peligro: ¡la dieta disociada anda suelta!

Tras las Navidades, durante la operación bikini y, casi en cualquier época del año, se ponen de moda determinadas dietas. Como esa que te recomienda tu amiga, que se la pasó su prima, que le fue muy bien a su vecina. Suele ser una dieta muy popular que promete bajar peso, rápida y eficazmente. Como la dieta disociada. Esta dieta, en concreto, viene envuelta en un halo “semicientífico”, con una aplicación aparentemente “lógica”, pero cuya aplicación, en realidad, podría acarrear diversos perjuicios.

¿En qué consiste la dieta disociada?

La base en la que se fundamenta este tipo de dieta es que el sistema digestivo es incapaz de digerir ciertas combinaciones de alimentos, ya que los nutrientes de cada uno necesitan de unas enzimas diferentes para su metabolización, un pH diferente, etc. Por lo tanto, si los combinas, las condiciones que se crean no son óptimas para la digestión de cada uno de ellos, provocando problemas digestivos y acumulación de grasa.

La dieta disociada diferencia 5 grandes grupos de alimentos que no debes combinar nunca en la misma comida:

Carbohidratos: arroz, pasta, legumbre…
Frutas
Verduras
Proteínas: carne, pescado, marisco, huevo, lácteos.
Grasas: aceites, frutos secos…

Cómo se combinan los alimentos en una dieta disociada

  • Las proteínas (carnes, pescados, huevos, lácteos) no se pueden mezclar con los carbohidratos (cereales, pasta, pan, legumbres), ni con las grasas (aceites, frutos secos, mantequilla).
  • No mezclar los diferentes tipos de carbohidratos. Por ejemplo, la pasta con las verduras.
  • Las frutas no se pueden combinar con otros grupos de alimentos, ni tampoco mezclar diferentes tipos de frutas, como la dulce y la ácida (por ejemplo las naranjas con las uvas).
  • Los frutos secos no los debes mezclar con otros grupos de alimentos, en especial con las proteínas.
  • El azúcar se debe sustituir por edulcorante y conviene eliminar los refrescos y el alcohol.

¿Qué alimentos se deben consumir en cada comida?

  • Debes hacer 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida , merienda y cena.
  • La fruta sólo la puedes comer en la media mañana y en la merienda.
  • Los frutos secos los puedes tomar en la media mañana o la merienda, pero por separado de la fruta.
  • Los carbohidratos sólo los puedes comer en la media mañana y en la comida.
  • Las proteínas sólo se pueden tomar en la cena.

En general, no se recomienda seguir esta dieta durante más de 30 días seguidos.

¿Es de fiar?

Algunas pautas que propone la dieta disociada son contradictorias. Una de ellas dice por ejemplo “No se debe ingerir grasas y proteínas juntas“.

Si eso fuera una recomendación biológicamente lógica, ¿cómo se explica entonces el contenido nutricional de un huevo? (Grasa + proteína). ¿Qué hay de los pescados grasos como el atún o el salmón? (Grasa + proteína). ¿Qué pasa con la carne? (Grasa + proteína). ¿O las legumbres o la propia leche materna (o de vaca)? (Carbohidratos + proteína + Grasa). Si la propia naturaleza ha mezclado en todos estos grandes alimentos las proteínas con las grasas, ¿cómo es posible que una dieta recomiende separar estos nutrientes?

Cuando consumimos los alimentos, nuestro sistema digestivo mezcla todos los nutrientes que luego serán absorbidos para que nuestro organismo los aproveche y es que, además de que todos los nutrientes son necesarios, no existe ninguna razón científicamente probada para separarlos. Además, a la hora de hacer la digestión, las enzimas pancreáticas encargadas de digerir cada nutriente se segregan todas a la vez cuando comemos, comamos lo que comamos.

Si alguien sufre de trastornos digestivos, alguna de estas recomendaciones puede funcionar para aliviar su malestar gastrointestinal. Por ejemplo, disminuir o eliminar las grasas en una persona con problemas pancreáticos. Pero también sería adecuado pensar que detrás de estos problemas gastrointestinales puede haber algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria, en lugar de pensar que la causa viene provocada por combinar los diferentes macronutrientes en las comidas. Algunos alimentos que podrían provocar esto serían los productos lácteos (debido a una intolerancia a la lactosa), el trigo (por una alergia o intolerancia al gluten). Otros alimentos que también pueden provocar alergias son el maíz, el marisco, los frutos secos, las claras de huevo… Si sospechas que alguno de estos alimentos te puede estar provocando problemas digestivos, te recomendamos acudir a un médico o nutricionista y eliminarlos de manera individual para que comprobar cuál de ellos es el perjudicial.

También es recomendable que antes de iniciar una dieta de moda para tratar algún problema digestivo primero consultes con un experto tus problemas alimentarios para que se pueda analizar mejor la causa de los mismos. Dejarlo más tiempo o hacer dietas que no son adecuadas sólo podría provocar que las cosas fueran a peor y tienes que pensar que lo primero es tu felicidad, tu bienestar y tu salud.

No nos dejemos embaucar por cantos de sirena a la hora de bajar kilos y volumen. La dieta disociada es un tipo de dieta más que carece de base y aceptación científica.

Ventajas

  • No es sacrificada, por lo cual no pasas hambre con ella y es fácil de llevarla a cabo
  • Te permite comer de todo
  • Recomienda una pérdida lenta de peso

Inconvenientes

  • Dieta desequilibrada (no concreta unas cantidades diarias para cada grupo de alimentos)
  • Se puede sufrir efecto rebote y aumentar de peso
  • No se ha comprobado científicamente que sean ciertos los argumentos en los que se basa esta dieta

Andrea Higuera y Cynthia Morillas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.