¡Cuidado con la dieta Dukan!

¡Cuidado con la dieta Dukan!
18/01/2016 Carlos Alonso

Cuidado con lo que te cuentan sobre la dieta Dukan.

Se trata de una dieta creada por el dietista-nutricionista francés Pierre Dukan, cuya popularidad creció en el año 2000. Esta dieta consiste en un consumo masivo de alimentos ricos en proteínas, como carne, pescado y huevos. La Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas considera esta dieta como un método fraudulento y peligroso, que supone un grave riesgo para la salud pública.
Desde el punto de vista nutricional, se trata de una dieta hiperproteica, desequilibrada, muy restrictiva en calorías y pobre en micronutrientes. No existen estudios científicos que apoyen su seguridad y eficacia. Como toda ‘dieta milagro’ promete resultados rápidos.

Fases.

El método Dukan es una dieta que se divide en 4 fases. Las 2 primeras para adelgazar y las otras 2 para mantener el peso. Durante estos periodos se combinarán 100 alimentos ricos en proteínas que Dukan recomienda.

dieta Dukan

Riesgos asociados con la dieta Dukan.

El cerebro necesita más de 100 gramos de glucosa al día. Cuando no hay un aporte dietético suficiente de glucosa, el organismo tratará de surtir estas necesidades de las reservas de glucógeno del hígado, con lo que se pierde peso ya que cada gramo de glucosa almacenada en el hígado como glucógeno está unida a 3-4 g de agua, y ésta se pierde. Una vez agotada esta fuente de glucosa (el cerebro sigue necesitando este nutriente de forma continua), el organismo trata de fabricarla a partir de las proteínas que ingerimos, y éstas dejan de estar disponibles para el músculo, que empieza a “envejecer” (otra causa de pérdida de peso). Es decir, de momento el peso perdido es agua y músculo. Al mismo tiempo, los músculos y otras partes del organismo consiguen la energía que precisan quemando grasas. En este proceso se produce un compuesto químico a causa del déficit de carbohidratos que quita el apetito y que, además, también produce mal aliento, los cuerpos cetónicos, cuya función es suministrar energía al cerebro y al corazón cuando no hay glucosa disponible. Esta situación de forma prolongada produce un estado de cetosis llegando a cetoacidosis en casos más graves.

Otros efectos perjudiciales.

    • Efecto rebote con aumento de peso, incluso más que en el inicio de la dieta. Debido a que el organismo se prepara por si sufre de nuevo estas restricciones.
    • Pérdida de masa ósea que acarrea graves problemas como osteoporosis y artritis.
    • Estreñimiento severo.
    • Cetosis, halitosis y rechazo a algunos alimentos por la acetona.
    • Mareos, cefaleas, deshidratación.
    • Cansancio, mal humor, depresión.
    • Aumento de riesgo cardiovascular.
    • Insuficiencia renal.
    • Insomnio.
    • Disminución de la líbido.

En resumen.

Como toda dieta estricta y restrictiva, la dieta Dukan conlleva múltiples contraindicaciones y carece de beneficios a medio y largo plazo. Lo más importante cuando haces una dieta para disminuir de peso es precisamente todo lo contrario:

    • Estar convencido de que se quiere llevar a cabo un estilo de vida saludable.
    • Comer siempre variado y equilibrado. A más variedad, mayor equilibrio.
    • Realizar cinco comidas al día.
    • Esperar que los resultados vayan llegando poco a poco, la pérdida de peso saludable nunca es rápida, para perder grasa se necesita tiempo.
    • No existe una lista de alimentos permitidos y alimentos prohibidos, o alimentos “buenos” y “malos“, sino unos más aconsejables que otros, pero nunca restringiremos grupos de alimentos.
    • No son necesarios los complementos dietéticos con efectos beneficiosos en la reducción de peso que suelen venderse con este tipo de dietas.
    • Descansar adecuadamente.
    • Conocer las medidas de cada porción y saber interpretar el etiquetado.
    • Acompañar siempre todo de ejercicio físico moderado. No es necesario un gimnasio, basta con pasear (bajar una parada antes si vamos en transporte público), realizar las tareas domésticas, subir escaleras y no usar ascensores, etc.

Andrea Higuera y Marta Salas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.