Dieta Weight Watchers – El sistema de puntos

Dieta Weight Watchers – El sistema de puntos
01/04/2016 Andrea Higuera

Dieta Weight Watchers (controlador de peso)

Esta dieta, popularizada por una conocida actriz americana, es una de las dietas más difundidas en EEUU. Se basa en un sistema de puntos. Cada alimento según sus características tiene unos puntos según algunas características como lo saciante o saludable que sean. Por ejemplo, los más saludables y saciantes tienen la menor puntuación.

weight watchers

Características

  • Programa integral que combina la dieta con algunos ejercicios físicos y terapia para modificar los hábitos alimentarios.
  • Las frutas y las verduras son una de las bases principales de la dieta, ya que son los alimentos que menos puntos tienen.
  • En esta dieta no restringe ningún alimento concreto.
  • El objetivo es adelgazar alrededor de un 10% del peso actual, o 500 gramos por semana.
  • Dieta hipocalórica. Reduce unas 500-600 kcal diarias.
  • Cada persona puede consumir un determinado número de puntos al día teniendo en cuenta peso actual, sexo, talla, edad y actividad física.
  • Rica en frutas y verduras y pobre en grasa, sobre todo saturadas.

Problemas

Es muy común hoy en día el uso de “promotores de la salud”, es decir, personas que de una forma u otra impulsan estilos de vida favorables. Sin embargo, esto es aprovechado por muchos personajes famosos para aumentar su popularidad.

El desprestigio de muchas de estas dietas, a nivel científico, como la “dieta de Raffaella Carrà”, hacen que por lo general, todas estas dietas sean rechazadas por tener como fondo el hecho de vender algo o a alguien.

El mayor problema de esta dieta es que, a pesar de las recomendaciones, el paciente puede comer lo que quiera, siempre que se respeten los puntos. De esta forma, efectivamente perderá peso, pero a costa de una dieta que, además de hacerte pensar continuamente en la puntuación de cada alimento, puede no estar bien equilibrada, puede producir daños en la salud a largo plazo. Daños derivados de déficits o excesos de macro o micronutrientes que pueden ser tan diversos como personas la sigan.

Como siempre te recomendamos, lo más acertado es aprender a comer bien, seguir un estilo de vida saludable que no te haga estar pensando continuamente en cada alimento ni obsesionarte con las comidas. ¡La hora de la comida tiene que ser un placer, no un sufrimiento!

Artículo escrito por Marta Salas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.