¿Es bueno bajar peso rápidamente?

¿Es bueno bajar peso rápidamente?
06/09/2016 Andrea Higuera

¿Es bueno bajar peso rápidamente?

perder peso

Cuando se realiza una dieta hay que tener varios factores en cuenta, que son tan o más importantes que el propio peso. En este caso nos referimos a parámetros bioquímicos como los niveles lipídicos plasmáticos (LDL, HDL, triglicéridos…) y niveles de glucosa plasmática, la presión arterial, o la grasa corporal, sobre todo la grasa visceral. Tener estos parámetros controlados y en cifras adecuadas es más importante que tener un par de kilos más o menos.

En las dietas milagro se prometen resultados mágicos (y drásticos) en cortos periodos de tiempo. Como sabrás perfectamente, estas medidas no son nada saludables, al contrario, suelen ser muy perjudiciales para tu organismo.

Una pérdida rápida de peso suele producirse por una pérdida de líquidos principalmente. Lo cual, a largo plazo provoca un efecto yo-yo, recuperando todo el peso perdido, incluso superando los kilos de los que se partía.

Este tipo de dietas restrictivas suele provocar déficits nutricionales, no enseñan a alimentarse adecuadamente ni a tener un estilo de vida saludable y provocan rechazo al poco tiempo, volviendo a los hábitos anteriores.

Principales problemas de la pérdida rápida de peso

  • Deshidratación
  • Sensación de cansancio y fatiga
  • Mareos, falta de concentración, dolores de cabeza
  • Trastornos del comportamiento alimentario: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa
  • Lesiones: puede haber una pérdida de músculo y masa ósea
  • Alteración orgánica: renal, hepática…

¿Cómo se debe perder peso?

La pérdida de peso debe ser a base de grasa corporal, hasta un nivel que regule los parámetros metabólicos y suponga una mejora de la salud o un menor riesgo de enfermedad. Una pérdida de peso de un 10% suele ser una meta más que satisfactoria. No se recomienda perder más de 2-4 kg al mes. El “peso ideal” no existe.

Es un proceso lento, el cuerpo debe adaptarse poco a poco a la pérdida de peso, para lo cual, además de seguir una dieta variada y equilibrada se debe practicar ejercicio físico de forma habitual para aumentar el metabolismo y por ende el gasto calórico. Se trata de adoptar hábitos de vida saludables que persistan a lo largo del tiempo para mantener los resultados conseguidos.

Para adelgazar hay que pensar primero en la salud, y luego en la estética.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.