Falsos mitos de la diabetes

Falsos mitos de la diabetes
10/12/2015 Carlos Alonso

¿Cuánto de lo que escuchas sobre la diabetes por ahí es cierto?

 

Siempre han existido rumores y mitos acerca de la diabetes y el estilo de vida que hay que llevar.

¡No te creas todo lo que te dicen! Sólo los profesionales de la salud y expertos en el tema de la alimentación saben realmente lo que un diabético puede hacer y lo que no. Desde Nutrigen te ayudamos a resolver tus dudas y te damos respuestas a gran parte de tus preguntas, que no te engañen.

Mitos sobre la diabetes

1. La diabetes no es una enfermedad grave

En realidad, la diabetes causa más muertes al año que el cáncer de mama y el SIDA juntos. Además, según las últimas cifras disponibles, causa 7 de cada 10 amputaciones no traumáticas; un 16% de las personas ciegas lo son debido a ella; y 25.000 españoles mueren cada año como consecuencia de la diabetes.

2. Las personas con diabetes no deben realizar ningún tipo de ejercicio físico

Al contrario, se aconseja que realicen ejercicio habitualmente, no existen límites, pero hay que tomar algunas precauciones para no sufrir hipoglucemias. Para ello, hay que tomar algún alimento que contenga hidratos de carbono, para que a la hora de hacer ejercicio tengamos suficiente glucosa en sangre y no lleguemos a la hipoglucemia, o en el caso de notar hipoglucemia, tener a mano algo con azúcar, como un caramelo o un sobre de azúcar.

Si tienes problemas de sensibilidad en los pies, ten un especial cuidado con ellos, revisa siempre no tener heridas, grietas, ampollas u otros daños que puedan empeorar al hacer ejercicio.

3. Una persona diabética no pude comer dulces

No hay motivos por los que personas con diabetes no pueden tomar algún dulce de forma ocasional como parte de su plan de alimentación saludable. Los dulces en pequeñas porciones o como un extra especial no representan ningún problema. La diabetes no significa que no se pueda comer un trozo de tarta en un cumpleaños, sino que se deberá controlar el tamaño de la porción y con qué se acompaña. Así pues, es imprescindible que estos alimentos se incluyan en un plan de alimentación equilibrado, al igual que cualquier otro alimento que contenga carbohidratos.

4. Los alimentos etiquetados como “sin azúcar añadido” o “bajo contenido en azúcar” son buenos para las personas con diabetes porque no contienen azúcar

Los conceptos “bajo contenidos en azúcares”, “sin azúcares” y “sin azúcares añadidos” o “light” o “zero” no aseguran que el alimento no lleve otro tipo de hidratos de carbono, por ejemplo, los naturalmente presentes en las frutas.

5. Una persona con diabetes no puede comer plátano ni uvas

Totalmente falso. Cierto es, que tienen más cantidad de azúcar por 100g de producto que otras frutas, pero no por ello no se deben comer. Lo que hay que hacer es comer una cantidad reducida de ambos (un plátano pequeño, seis u ocho uvas). El azúcar de las frutas ya no se considera un problema, puesto que una dieta bien planteada y adaptada a cada persona, reparte los hidratos de carbono diarios dando cabida a muchas posibilidades.

6. Se puede comer productos aptos para diabéticos sin límite

Aunque sean denominados “alimentos para diabéticos” es importante fijarse atentamente en las indicaciones que aparecen en la etiqueta del envase. Numerosos productos comercializados contienen fructosa o lactosa, que se transforma en glucosa en el organismo.

Muchos de los alimentos sin azúcar añadido (por ejemplo, mermeladas o zumos), contienen componentes que de por sí llevan azúcar. En estos dos casos, tanto las mermeladas como los zumos, están elaborados a base de frutas, que en sí mismas contienen este hidrato de carbono de absorción tan rápida. La denominación “sin azúcar añadido” significa que no les agregan más azúcar del que ya contienen. Por lo tanto, es muy importante leer las etiquetas nutricionales de todos estos productos y no excederse en su consumo.

Además, se debe tener en cuenta que estos productos suelen llevar una cantidad considerable de grasa para compensar esa reducción de azúcares.

7. Si alguien tiene diabetes, no debe comer alimentos con carbohidratos como arroz, pan, patata y pasta

Los alimentos con carbohidratos pueden y deben ser parte de un plan de alimentación saludable, pero la clave es el tamaño de la porción. El pan, cereales, pasta y arroz mejor a base de grano integral, y las verduras con carbohidratos como las patatas, batatas (boniatos, camotes), guisantes y maíz pueden ser parte de tus comidas y meriendas. Empieza por 45-60 gramos de carbohidratos por comida o 3-4 raciones de alimentos que contengan carbohidratos. Sin embargo, puedes necesitar más o menos carbohidratos en las comidas según cómo se controla la diabetes. Una vez que sepas cuántos carbohidratos puedes ingerir en una comida, escoge los alimentos y la porción correcta.

Artículo escrito por Laura Nadador

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.