10 falsos mitos sobre el embarazo

10 falsos mitos sobre el embarazo
10/12/2015 Carlos Alonso

 

10 Mitos sobre el embarazo.

 

Durante el embarazo surgen numerosas dudas, la mayoría de ellas relacionadas con la alimentación, un factor fundamental para una correcta gestación, por su importancia tanto para el desarrollo del feto como para la salud de la madre.

Los mitos del embarazo

Existen numerosos mitos relacionados con la nutrición durante este periodo, queremos que no tengas ninguna duda y en unas líneas te explicamos qué tienen de verdad 10 mitos relacionados con la alimentación durante el embarazo que siguen muy presentes en la mentalidad popular.

1- Un antojo no satisfecho dejará una marca en la piel del bebé.

No existe ningún estudio contrastado que sostenga que un antojo provocará una marca en el cuerpo del recién nacido. Un antojo es más que un capricho, nuestro cuerpo es inteligente; por ello, nos demanda los alimentos que necesita en cada momento.

2-Es necesario comer por dos.

Esto no es cierto. La clave está en la calidad de los alimentos que se ingieren, no en la cantidad. Durante el embarazo las mujeres sólo deben aumentar unas 200-300 calorías diarias a partir de la segunda mitad de la gestación para cubrir sus necesidades y las del feto.

3-No importa el aumento de peso.

Lo recomendable es aumentar entre 10 y 14 kilos durante el embarazo si se parte de un peso normal. Aumentos de peso excesivos incrementan el riesgo de enfermedades como son hipertensión y diabetes y hacen que duplican los riesgos en el parto, así como también es perjudicial un insuficiente o escaso aumento de peso.

4-En el embarazo no hay alimentos prohibidos.

Totalmente falso. Algunos alimentos como los embutidos, pescados crudos, carnes poco hechas y lógicamente también el alcohol deben evitarse por completo durante el embarazo. Además, la cafeína y las bebidas con gas, entre otros, también deben consumirse con moderación.

5-El limón y el perejil provocan abortos.

Totalmente falso. Los abortos son provocados por causas de tipo fisiológico, en ningún caso por la ingesta de estos alimentos.

6-Hay que suprimir las grasas.

Las grasas son necesarias para el organismo y constituyen uno de los nutrientes esenciales durante el embarazo para el desarrollo del feto.  Deben de suponer alrededor del 30% de la ingesta calórica diaria, por lo que no puedes plantearte realizar ningún tipo de dieta adelgazante durante este periodo. Lo que sí puedes hacer es saber elegir la mejor opción de grasas:

*Saturadas: carne, lácteos enteros, etc. >> moderar su consumo

*Insaturadas: aceite de oliva, pescados, frutos secos >> aumentar su consumo. Son importantes para el buen desarrollo del bebé.

7-Si soy vegetariana tengo que cambiar mi dieta.

No tienes por qué cambiar tu dieta, ya que una dieta vegetariana puede ser también saludable durante el embarazo si tu ganancia de peso es la adecuada y si están ingiriendo todos los nutrientes necesarios. Así que puedes seguirla bajo supervisión médica y nutricional, y siempre y cuando un profesional médico no te indique posibles contraindicaciones con tu gestación.

8-Mejor comer sin sal.

Es conveniente moderar su consumo durante el embarazo, pero nunca eliminarlo ya que la sal se compone de sodio y cloro, minerales necesarios para nuestro organismo.

9-La comida picante es perjudicial.

No hay ninguna razón para dejar de consumir con moderación comidas con picante, sólo reducirla para evitar problemas como la acidez estomacal.

10-El bebé solo toma lo que necesita sin importar lo que la madre consuma

Hay que tener en cuenta que todo lo que toma la embarazada acaba también en el organismo del bebé, sea bueno o malo. Cuidando tu alimentación cuidarás también la suya.

Artículo escrito por Cynthia Morillas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.