¡He bajado peso pero no consigo librarme de la barriguita!

¡He bajado peso pero no consigo librarme de la barriguita!
23/01/2017 Andrea Higuera

¡He bajado peso pero no consigo librarme de la barriguita!

barriguita

Existen falsas creencias o teorías que hablan de cómo perder grasa localizada, concretamente grasa abdominal, sin perder grasa en otras zonas del cuerpo. Esto no es exactamente así ya que no podemos seleccionar la zona del cuerpo donde queremos perder grasa

Los depósitos de grasa tienen una función energética, la cual el cuerpo utiliza cuando lo necesita.

El motivo por el cual la grasa se acumula en la zona abdominal, es que es una de las zonas del cuerpo donde más depósitos adiposos tenemos. En los hombres tiende a acumularse en mayor medida en esta zona y la mujer en edad fértil suele presentar el tejido graso más localizado en  caderas, y muslos. Pero independientemente del sexo, en ambos casos se puede acumular en la zona abdominal.

Los factores más comunes que se asocian con el acúmulo de grasa intra-abdominal son: el sedentarismo, una alimentación poco adecuada, o bien comidas muy copiosas precedidas por períodos de ayuno o de comidas insuficientes, así como también puede influir el tabaquismo y el estrés.

Aparte de los problemas estéticos que acarrea tener “tripita”, como pueden ser problemas con la elección de ropa o el simple efecto visual que pensemos que nuestra barriga pueda tener para otros o para nosotros mismos, existen una serie de problemas para la salud como el aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o riesgo de diabetes tipo 2.

Dos de los errores más comunes a la hora de intentar perder barriguita

1. Los ejercicios abdominales

Seguro que piensas o te han dicho más de una vez que te pongas a hacer abdominales como un loc@ para perder la grasa del abdomen. Esto es ¡falso!

Por muchos abdominales que hagas lo único que conseguirás será fortalecer la musculatura abdominal (que es algo positivo), pero tu cuerpo no utilizará la grasa abdominal como combustible.

La única manera para bajar grasa del abdomen es mediante el ejercicio. Deben ser actividades aeróbicas prolongadas de intensidad media-alta, durante 45-60 min, como por ejemplo: andar rápido, correr, nadar, diferentes clases de bailes, etc. Lo cual, sí puedes combinar con ejercicios más anaeróbicos, como series de abdominales.

2. Más aporte que gasto

A veces no llevas un balance energético adecuado entre las calorías que ingieres y las que gasta tu organismo, de modo que no se genera un déficit energético para que el metabolismo recurra a tus depósitos de grasa, los utilice como fuente de energía y así se reduzcan. Así que para asegurar que esto no ocurra, lleva una dieta equilibrada y realiza ejercicio físico de forma habitual.

Alimentación para ayudar en lo máximo posible a perder esa barriguita

-No permanezcas más de 4 horas sin comer, y tampoco comer antes de cada 2 horas.

Reduce el consumo de hidratos de carbono simples: azúcar, mieles, gaseosas, caramelos, refrescos, golosinas, postres, etc.

Controla la ingesta de hidratos de carbono refinados (harinas blancas) y elige la versión integral: el arroz integral, avena natural, pasta integral.

-Intenta reducir lo máximo posible el consumo de embutidos.

-Los lácteos elígelos descremados o semidescremados.

-Los quesos son un alimento de alta densidad calórica, por lo que intenta reducir su consumo, sobre todo los quesos curados.

-Utiliza métodos de cocción sencillos de forma general, al horno, cocción al vapor o papillote en microondas. Así como también puedes usar aceite en spray para controlar mejor la cantidad y sartenes antiadherentes que no necesiten una gran cantidad de grasa para cocinar.

-Mantén una correcta hidratación en todo momento, preferiblemente a base de agua.

-Limita el consumo de bebidas alcohólicas.

-Aumenta el consumo de fibras solubles como el salvado de avena, que tienen un efecto positivo sobre el perfil de los lípidos en sangre.

-Aumenta el consumo de fruta y verdura.

-No olvides incluir frutos secos, semillas y legumbres en tu dieta.

-Di NO a los productos procesados y de máquinas expendedoras.

Artículo escrito por José Miguel Martín

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.