¿La cerveza engorda?

¿La cerveza engorda?
23/06/2016 Andrea Higuera

¿La cerveza engorda?

cerveza

Estamos en pleno verano, con el calor apetecen bebidas refrescantes, una de las favoritas es la cerveza. Cualquier excusa es buena para juntarse con amigos donde la protagonista suele ser esta bebida. Y es que la frase “¿nos tomamos unas cañas?” es una de las más oídas en nuestro estilo de vida mediterráneo.

Seguramente estos días te hayan surgido preguntas como ¿la cerveza engorda?, ¿cuántas calorías tiene?, ¿es mejor con limón o gaseosa?, ¿es mejor la cerveza sin alcohol?

La cerveza es una bebida fermentada a base de agua, cebada y lúpulo, data de hace más de 6.000 años, de hecho, era una de la bebida favorita de los egipcios. Es refrescante porque se toma fresquita y contiene alrededor de un 95% de agua. Respecto a sus calorías, una caña (alrededor de 20 cl.) con un 5% de su volumen de alcohol contiene unas 90 Kcal. Cuanto mayor sea la graduación alcohólica, más calorías nos aporta.

Cerveza con limón o gaseosa

Hay personas que la prefieren con limón o gaseosa (una clara), ya sea por el sabor o por rebajar el alcohol. En este caso, deberías saber que los refrescos de limón y gaseosa que se usan contienen muchos azúcares, así como las cervezas que se venden ya con limón incluido (podrás leer en sus ingredientes: jarabe de glucosa, azúcar…), por lo tanto, no es lo más recomendable. En esta ocasión no vale lo de “como la tomo con limón, puedo permitirme varias cañitas”. Sería mucho más sano incluirle el zumo de limón natural.

Cerveza sin alcohol

Si estás a dieta, embarazada, tienes que conducir, o simplemente porque te gusta más, te recomendamos el consumo de cerveza sin alcohol, refresca y está igual de buena que la normal. Además contiene menos calorías ¡30 Kcal por 20 cl.!

¿Es cierto el mito de ‘la tripita cervecera’?

Como te hemos contado, la cerveza contiene calorías, y no sólo eso, si te paras a pensarlo, casi siempre se toma acompañada de alguna tapa, normalmente bastante calórica, lo que contribuye a esa ‘tripita’. Así que al fin y al cabo, el causante es el exceso de calorías en general, no la cerveza en particular.

Acompaña la cerveza con ensaladas, encurtidos (pepinillos en vinagre), pescados a la plancha, verduras… al estilo mediterráneo.

aperitivos

Consumo adecuado

Si tienes sed, te recomendamos beber agua y después tomarte esa ansiada cañita, pero no trates de calmar tu sed con la cerveza, porque querrás tomar una tras otra.

Finalmente, queremos recordarte que si bebes, el consumo adecuado es una caña para las mujeres, dos para los hombres en una jornada. Además de aportarnos calorías extra, existen multitud de riesgos para la salud por beber en exceso. El alcohol, siempre con moderación.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.