La importancia de un buen desayuno

La importancia de un buen desayuno
19/01/2016 Carlos Alonso

Beneficios de un buen desayuno

Hoy en día, son pocas las personas que desayunan en casa y es que, el hábito de sentarse por las mañanas y tomar un buen desayuno se está perdiendo. Se estima que el 8% de los niños van al colegio sin desayunar, y que para el 20% el desayuno lo compone sólo un vaso de leche (Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). Datos alarmantes ya que se trata de una comida fundamental, que debe aportar, al menos, el 20-25% de las necesidades energéticas diarias. A continuación, te explicamos por qué es tan importante desayunar bien.

Disminuye el hambre en horas posteriores.

La ingesta de proteínas y grasa retrasa el vaciado gástrico ya que se necesita un mayor tiempo de digestión. Por lo tanto, estos macronutrientes junto con los carbohidratos comprenderían un desayuno perfecto ya que retrasarían el hambre, evitando así picar alimentos no recomendables entre horas. Además, este vaciado gástrico es aún más lento cuando hay presencia de fibra, es decir, que sería ideal incluir fruta y cereales integrales.

Mejora tus parámetros metabólicos.

En un estudio publicado en 2010 en la revista American Journal of Clinical Nutrition se vio que las personas que no desayunaban comían en general peor, eran más sedentarias y presentaban un perímetro de cintura mayor y peores niveles de colesterol total, colesterol LDL e insulina entre otros. Por lo tanto, saltarse el desayuno durante un periodo prolongado puede tener efectos perjudiciales sobre la salud cardiometabólica con un mayor riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes, y problemas cardiovasculares.

Menos sobrepeso y obesidad.

Como se ha comentado anteriormente, la evidencia muestra que el desayuno aumenta la saciedad, por lo tanto, disminuye los atracones durante el resto del día y de esta forma reduce la ganancia de peso. Se han realizado diversos estudios, así como revisiones sistemáticas y metaanálisis que han demostrado la relación entre saltarse el desayuno y un mayor riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad.

Aumenta el rendimiento intelectual.

Son diversos los estudios (1,2,3) que han demostrado que un buen desayuno aumenta el rendimiento intelectual de escolares. Si quieres saber más sobre ello te recomendamos la siguiente entrada.

Por lo tanto, esperamos haberte convencido de la importancia de un buen desayuno. En Nutrigen estamos convencidos de ello. Por lo que te recomendamos que tu desayuno esté compuesto por uno o varios alimentos de cada uno de estos grupos:

  • Proteína: pavo, jamón york, jamón serrano, queso fresco, huevos.
  • Grasa: aceite de oliva virgen.
  • Hidratos de carbono: cereales integrales, fruta, leche.

La leche contiene tanto proteína, como hidratos de carbono y grasa (ésta última se elimina en la versión desnatada). Si eres intolerante a la lactosa, la mejor opción para ti es leche sin lactosa.

En cuanto a los huevos, tienen un contenido tanto de proteína (clara) como de grasa (yema), al igual que el jamón serrano.

Por último, evita productos procesados que contengan una alta cantidad de azúcares (bollería, algunos clases de galletas y cereales).

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.