¿La pasta engorda?

¿La pasta engorda?
23/09/2016 Andrea Higuera

¿La pasta engorda?

pasta

Uno de los mitos más extendidos en la población es que la pasta engorda. ¿Pero realmente es verdad? Vamos a ver qué de cierto tiene esta afirmación.

Nuestra dieta se compone fundamentalmente de 3 grandes nutrientes (dejando aparte vitaminas, minerales y otros compuestos): hidratos de carbono, proteínas y grasas. Todos son imprescindibles para nuestra salud, pero concretamente, los hidratos son un elemento fundamental ya que, en forma de glucosa, son el “combustible” de todas las células de nuestro cuerpo, por lo tanto, sería un gran error eliminarlos de nuestra alimentación.

La pasta, el arroz o la patata, que son alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, frecuentemente son restringidos en las dietas para adelgazar, muchas veces se eliminan completamente del menú, pero cualquier dietista-nutricionista te diría que esto es un gran error. Los resultados de varios estudios que analizaban la dieta y los datos antropométricos de miles de personas demuestran que el consumo de pasta no está relacionado con el aumento de peso, al contrario, la pasta contribuye a tener un índice de masa corporal saludable, así como una circunferencia de cintura y un índice cintura-cadera adecuados.

Además, si tomas la pasta integral resulta una fuente ideal para aumentar la fibra en la dieta, la cual tiene multitud de beneficios para la salud, además de ser saciante. Como truco, te recomendamos cocinarla al dente, lo que te proporcionará un índice glucémico menor, por una mayor cantidad de hidratos de carbono complejos. Combínala con salsa de tomate natural, verduras, etc.

Como pasa con el resto de alimentos de nuestra dieta, la clave está en cómo lo comamos. El consumo debe ser moderado y estar dentro de la frecuencia recomendada. Si nos hinchamos a platos de pasta acompañados de salsas calóricas todos o casi todos los días, además de no ser una dieta variada y equilibrada, lo más probable es que cojamos unos kilos de más, aparte de que aparezcan deficiencias nutricionales.

Comer un plato de pasta en el almuerzo del lunes, una ensalada de pasta para cenar el jueves y una guarnición de pasta el sábado, por ejemplo, no va a suponer ningún trauma para nuestra dieta, al contrario, sería totalmente válido.

Por lo tanto ya sabes, no elimines la pasta de tu dieta, ni el arroz, ni la patata. De forma aislada ningún alimento es culpable del sobrepeso o la obesidad ni va a ser el responsable de que bajes de peso si dejas de tomarlo, sino que es el conjunto de tu alimentación y el estilo de vida que lleves.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.