Las mejores frutas compatibles con tu rutina física

Las mejores frutas compatibles con tu rutina física
21/10/2017 Nina Eichhorn

Las mejores frutas compatibles con tu rutina física

Si practicas algún deporte, es habitual que alguna vez te hayas preguntado sobre las frutas más adecuadas que hay para conseguir rendir al máximo durante tu entreno así como las mejores para reponer energías y permitir que los tejidos musculares se recuperen del desgaste físico. Lo primero a tener en cuenta es cuándo tomar estas frutas. En este artículo de Nutrigen Service vamos a descubrirte las mejores frutas para deportistas que te ayudarán a aprovechar al máximo tus horas en el gimnasio.

1. Plátanos

Estamos acostumbrados a ver a tenistas o profesionales del deporte tomando un plátano durante los partidos, el motivo es que este ingrediente está repleto de potasio, un mineral esencial que ayuda a aliviar la contracción de los músculos además de facilitar la actividad neuromuscular. De este modo, tomar un plátano después del entreno nos ayudará a recuperar el desgaste físico y a prevenir lesiones o calambres musculares. Cuanto menos maduros más ricos en almidón, un hidrato de carbono de asimilación lenta que te llena de energía para practicar ejercicio.

2. Uvas

Hay que tener en cuenta que durante el entrenamiento físico, nuestro cuerpo recibe una cantidad mayor de oxígeno, algo que puede aumentar los radicales libres en nuestro organismo y provocar una oxidación prematura de las células. Comer uvas después de hacer deporte consigue prevenir este impacto ya que es una fruta antioxidante que consigue mantener en óptimas condiciones de salud nuestro cuerpo.

3. Aguacate

Si lo que buscas es poder aumentar la intensidad de tus entrenos, así como procurar que tus músculos se desarrollen con el ejercicio, la fruta que no puede faltar en tu dieta es el aguacate. Se trata de un ingrediente repleto de ácidos grasos que ayudan a un buen funcionamiento celular, además de contribuir a que las arterias estén limpias de colesterol. El aguacate es también una fruta con una gran cantidad de proteínas, nutriente que permite el crecimiento de las fibras musculares así como la explosividad energética.

4. Cítricos

Sus índices glucémicos tampoco son de los más altos y destacan por su elevado contenido en vitamina C (sobre todo la naranja y el kiwi). Ésta puede favorecer la tolerancia al esfuerzo durante la actividad física gracias a sus propiedades antioxidantes y a su acción sobre el sistema inmunológico. En los deportistas con grandes cargas de trabajo es cuando puede tener más resultado el controlar más minuciosamente la ingesta de alimentos ricos en vitamina C.

5. Manzana

Es también otro de los alimentos más indicados para hacer deporte puesto que es la fruta más completa que hay: contiene fibra, vitamina C, agua, carbohidratos, potasio, calcio, sodio, etcétera y su índice glucémico es de los más bajos. Esto las hace ser unas buenas frutas para consumir antes de realizar actividad física o entre horas. Además, son muy fáciles de transportar y se pueden llevar en la mochila a todas partes, ya sea al gimnasio o por ejemplo a la montaña.

6. Frutas de temporada: Sandía y melón

El IG de estas dos frutas se considera moderado/alto. Por este motivo, son unas frutas ideales para ingerir tras finalizar un entrenamiento. Además, contienen bastante cantidad de agua, en especial la sandía (92%), y pueden contribuir a la rehidratación después de una actividad ayudando a restablecer los niveles normales del cuerpo. Suelen ser bastante bien valoradas por los más pequeños, y son una muy buena opción para los niños durante las actividades deportivas.

7. Frutas de temporada: Cerezas y fresas

Estas dos frutas se pueden encontrar como producto de temporada durante los meses cálidos y destacan sobre todo por su elevada cantidad de componentes antiinflamatorios y antioxidantes. Los compuestos fenólicos que se desarrollan en el interior de estas frutas son unos de los responsables de las anteriores características. Otra de las propiedades de estas frutas es hacernos recuperar los electrolitos que se pierden durante el entreno, algo que favorece la recuperación del desgaste. El contenido de vitamina C de la fresa también es bastante elevado, por lo que se puede ir combinando con los cítricos y el kiwi para garantizar un buen aporte de esta vitamina. Seguramente sean unas de las frutas con menor índice glucémico y son adecuadas para complementar las comidas o añadir a meriendas y segundos desayunos antes de entrenar.

8. Frutas deshidratadas: Albaricoque, ciruelas, uvas pasas y dátiles

Todas ellas son una buena fuente de potasio. El potasio es un mineral importante en la dieta del deportista porque interviene en el equilibrio ácido-base, la contracción muscular y la actividad neuromuscular. Los orejones (albaricoque seco) son los que más potasio aportan (228 mg/unidad) y son los que menor índice glucémico tienen. Por eso pueden ser buenos para introducir en los diferentes platos de las comidas del deportista. En cambio, las uvas pasas y los dátiles tienen un IG más alto e irán geniales para tomar durante una actividad larga o para recuperar.

9. Batidos de frutas

Si no eres muy apasionado de la fruta, debes saber que puedes aprovechar estos beneficios preparando deliciosos (y nutritivos) batidos que te ayudarán a reponer energía, hidratar tu cuerpo y llenarte de vitaminas. Podrás hacer un batido que mezcle fresas, plátano y kiwi con un poco de leche desnatada, ¡delicioso y muy energético!

 

Como podéis ver, cada fruta tiene sus peculiaridades y por eso es muy importante no centrarse solo en consumir una de ellas. ¿Cuál es tu favorita? Elige, combina, cambia… ¡Y disfruta de todos sus beneficios!

Mónica de Gracia