¿Leche entera, semi o desnatada?

¿Leche entera, semi o desnatada?
17/10/2016 Andrea Higuera

¿Leche entera, semi o desnatada?

leche

En nuestra dieta, la leche de vaca es un alimento que desde hace unos años está bajo constante examen, algunos la desaconsejan, otros la defienden. En nuestro artículo puedes leer más sobre ello.

Si la consumes de forma habitual seguro que más de una vez te has preguntado cuál es mejor: entera, semidesnatada o desnatada. Pues bien, depende de cada caso está más aconsejable una u otra opción.

Muchas personas toman semidesnatada o desnatada para evitar las grasas. Si sigues un plan de adelgazamiento resulta recomendable el consumo de estas versiones, aunque las últimas recomendaciones van encaminadas al consumo de entera, la cual recomendamos sobre todo para los niños sanos en época de crecimiento.

Leche entera

Contiene alrededor de 3,5 % de grasa por cada 100 mililitros, aportando unos 65 Kcal por 100 ml. Está recomendada para la etapa de desarrollo y crecimiento así como para los adultos sanos. En los últimos años también se está recomendando para dietas de adelgazamiento.

Leche semidesnatada

Contiene entre 1,5 y 1,8 % de grasa por cada 100 mililitros (unas 45 Kcal por 100 ml). Si quieres reducir las calorías de tu dieta porque quieres adelgazar la leche semidesnatada es una opción válida para ello.

Leche desnatada

Contiene 0,1 % de grasa por cada 100 mililitros por lo tanto, menos calorías (alrededor de 30 Kcal por 100 ml). Puedes tomarla si quieres tener un control y restricción estricta de las calorías de tu dieta. Por otro lado, conviene aclarar que la leche desnatada contiene la misma cantidad de agua que la leche entera, por lo tanto es incorrecto afirmar que “la leche desnatada es solo agua”. Su sabor es mucho más neutro porque se ha eliminado la grasa que es lo que aporta mayor palatabilidad.

¿Grasa sí o no?

La grasa, además de ser un nutriente esencial per sé, y que nos proporciona una sensación de mayor saciedad, es un vehículo para algunas vitaminas como la vitamina A, D, E y K, por lo tanto, si se elimina la grasa de la dieta se dificulta la ingesta de estos nutrientes. Aunque es verdad que la leche comercial viene enriquecida en estas vitaminas en el caso de ser desnatada.

De cara al control de peso, si no tomas más de uno o dos vasos de leche al día, no habrá grandes diferencias en la ingesta de grasa y calorías al consumir un tipo u otro. Así que en este caso elige la leche que más te guste. Además, los últimos estudios (1,2) parecen indicar que el consumo de lácteos enteros no está relacionado con una mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares y obesidad. Por lo tanto, si la ingesta de grasas en tu dieta es adecuada no tienes por qué cambiar la leche entera por desnatada.

La calidad de tu dieta depende de todos los alimentos que consumas, de la variedad y la frecuencia, no sólo del tipo de leche. No sirve de nada tomarla desnatada para controlar la ingesta de grasa y calorías si luego la acompañamos con un croissant, o un bocadillo de embutido.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.