Los 7 mejores alimentos para corredores

Los 7 mejores alimentos para corredores
23/08/2017 Nina Eichhorn

Los 7 mejores alimentos para corredores

Como en la vida de todo atleta, la alimentación es junto al entrenamiento, un factor clave para su desempeño deportivo y rendimiento físico.

Algunos alimentos son tan comunes en nuestra dieta que no nos detenemos a pensar qué es lo que nos aportan y en qué nos pueden beneficiar a la hora de suplir y reponer las pérdidas provocadas por el ejercicio físico. Los alimentos adecuados en el momento adecuado pueden aumentar el rendimiento de ejecución. Además, reducirán el riesgo de lesiones y enfermedades.

En Nutrigen Service nos hemos puesto manos a la obra para informarte de los beneficios de 7 alimentos que seguramente ya consumes, pero que no sabías que son necesarios para ti.

1. Plátanos

Si necesitas un refuerzo de energía antes de tu entrenamiento, no dudes en tomarte un plátano. Los plátanos son ricos en potasio siendo un magnífico tentempié para equilibrar el nivel de electrolitos que se han perdido mediante la sudoración pudiendo, incluso, prevenir los calambres musculares. Esto es especialmente importante para las carreras de larga duración o en temperaturas altas y húmedas.

 

2. Huevos

Un solo huevo satisface cerca del 10% de las proteínas que debemos tomar a diario y que nuestro cuerpo necesita. Por otro lado, los aminoácidos contenidos en los huevos ayudarán a la hora de la reparación de los músculos y la recuperación a nivel general. De hecho, obtendremos alrededor del 30% de la cantidad de vitamina K diaria, la cual es de crucial importancia para mantener una buena salud ósea.

3. Avena

La avena forma parte del desayuno perfecto pre-entrenamiento. Proporciona un montón de carbohidratos (una ración contiene alrededor de 25 g) y es alta en fibra. La fibra soluble de la avena, también conocida como beta-glucano, puede ayudar a reducir el colesterol LDL, la presión arterial y el nivel de azúcar en sangre. Contiene un índice glucémico bajo. Esto significa que el nivel de azúcar en la sangre aumentará lentamente, proporcionándonos energía durante un período de tiempo más largo.

 

4. Salmón

Este pescado es una excelente fuente de proteínas y uno de los mejores alimentos en el que podemos encontrar grasas Omega-3, esenciales para el desarrollo y la función cerebral. Los ácidos grasos Omega-3 también previenen enfermedades de corazón relacionadas con la alta presión sanguínea. El salmón también tiene proteínas, vitamina A, B y D, así como minerales para mantener una dieta saludable y equilibrada.

 

5. Café

El café tiene un efecto ergogénico cuando se practica deporte, esto quiere decir que mejora el rendimiento físico de los deportistas y al mismo tiempo reduce el esfuerzo y la sensación de fatiga tras practicar deporte. Estos efectos se ven especialmente en deportes de larga duración o de gran resistencia.

Los efectos de la cafeína en el café pueden variar según la persona que lo consuma dependiendo de su peso y de la regularidad con la que lo consuma, pero la cantidad ideal es de 3 miligramos por kilo de peso.

 

6. Pastas y pan de grano entero

Los corredores/as necesitan de los carbohidratos a modo de carburante para sus entrenamientos, y tanto panes como pastas son una gran opción. Pero, afrontémoslo, no todos los panes y tipos de pasta son elaborados del mismo modo. Las comidas a partir del grano entero están menos procesadas y por ello contienen más nutrientes naturales, incluida la fibra en grandes cantidades. Así que con estos alimentos estaremos más saciados y nos ayudarán a recargar los niveles de glucógeno para una larga carrera.

 

7. Quinoa

Para aquellos corredores que se aburren con la pasta, la quinoa es una alternativa sabrosa. La quinoa no solo es una gran fuente de hidratos de carbono, sino que también es muy rica en proteínas. Este alimento tan saludable tiene un perfil completo de los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita para fortalecer y reparar el músculo. Los hidratos de carbono contribuyen en la reposición de las reservas de glucógeno proporcionándonos una fuente de energía de liberación lenta, mientras que la proteína y los antioxidantes ayudan a que el músculo se recupere después de haber corrido.

 

Mónica de Gracia