¿Por qué no se deben volver a congelar alimentos ya descongelados?

¿Por qué no se deben volver a congelar alimentos ya descongelados?
27/07/2016 Andrea Higuera

¿Por qué no se deben volver a congelar alimentos ya descongelados?

nevera

Hace unos días te explicábamos la mejor forma de conservar los alimentos mediante una correcta congelación. En este caso te contamos la importancia de por qué no deben volver a congelarse los alimentos descongelados. Toma nota.

Como ya sabes, no respetar unas correctas prácticas de congelado y descongelado pueden llevar a riesgos alimentarios. Seguro que alguna vez has escuchado que no deben ‘recongelarse’ los alimentos descongelados total o parcialmente. Esto es debido a que la congelación no destruye los microorganismos presentes en el alimento, sino que se enlentece o inhibe su crecimiento (dependiendo del microorganismo y las condiciones ambientales), tampoco se eliminan las enzimas propias de los alimentos causantes del deterioro de éstos.

Una vez comienzan a descongelarse, se encuentran en la franja de temperatura de riesgo, el proceso de deterioro se reactiva y el desarrollo microbiano continúa y más aún si es a temperatura ambiente (30-37˚C) que es la temperatura óptima para su proliferación, por eso se recomienda descongelar los alimentos en el frigorífico a temperaturas bajas (2-4˚C).

Llegados a este punto, si en vez de cocinarlos y consumirlos volvemos a congelar estos alimentos lo que estamos haciendo es conservar un alimento que ya ha comenzado un proceso de deterioro y que tiene una mayor cantidad de microorganismos, los cuales volverán a multiplicarse cuando se descongele. De esta forma alteramos gravemente la seguridad higiénica del producto y aumentamos el riesgo de toxiinfección alimentaria.

El único caso en el que se puede volver a congelar el producto es cuando ha sido previamente cocinado con calor intenso, ya que este proceso reduce drásticamente el número de microorganismos.

Recuerda..

  • No debes descongelar los alimentos a temperatura ambiente o en agua caliente. El riesgo de contaminación es mucho mayor.

  • Los alimentos, una vez descongelados, no deben volver a congelarse salvo que se cocinen a más de 70˚C.

  • Debe evitarse el contacto directo entre alimentos que se descongelen y alimentos que ya estén cocinados, para evitar contaminaciones cruzadas.

  • Debe revisarse el estado del congelador, evitar que se formen capas gruesas de hielo en sus paredes o cristales de hielo en los envases.

  • Utiliza recipientes herméticos y adecuados para una correcta congelación de los productos.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comment (1)

Pingbacks

  1. […] higiénicas que adoptemos son fundamentales para garantizar su seguridad alimentaria. Una correcta congelación (≤ -18˚C) y refrigeración (˂ 4˚C) son la clave para su adecuada […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.