Nutrigenómica, el baile entre nutrientes y genes

Nutrigenómica, el baile entre nutrientes y genes
01/04/2016 Andrea Higuera

Nutrigenómica

La genómica nutricional estudia la interacción de los alimentos y sus componentes con los genes a fin de usar la dieta para prevenir o tratar enfermedades. Trata de comprender cómo la dieta afecta de forma distinta a cada persona en función de los genes y sus variantes.

Se diferencia entre dos términos principales en la genética molecular:

  • Nutrigenética: estudia cómo nuestros genes determinan la forma en la que nuestro cuerpo utiliza o reacciona frente a los distintos nutrientes.

  • Nutrigenómica: estudia cómo los distintos nutrientes influyen en la expresión de nuestros genes.

genética

Pasado, dieta para prevenir

Las orientaciones dietéticas que se han publicado hasta el momento se basan en lo que afecta a la mayoría, que son los que tienen genes normorespondedores, y obvian que hay población con genes hiporrespondedores e hiperrespondedores. No obstante, los estudios de los que derivan dichas orientaciones suelen ser controvertidos y no concluyentes.

Se sabe que estos genes son modificables por el “ambiente”. Amplio concepto en el que la nutrición tiene el mayor peso, ya que estamos expuestos a ello continuamente.

La población recibe consejos que se elaboran teniendo en cuenta cómo la dieta puede afectar a los genes. Ejemplo: los probióticos que mantienen en buen estado la flora intestinal.

Presente, nutrición personalizada

Hoy sabemos que aunque la dieta es fundamental para evitar patologías como la obesidad, hay personas con más predisposición genética a padecerlas. Lo cual no quiere decir que no las puedan prevenir.

Por ejemplo, si hay unos 100 genes relacionados con el riesgo de desarrollar obesidad, por fuerza, alguna variante de riesgo tendremos que tener, pero si además nuestro “ambiente” (dieta, estilo de vida…) contribuye a ello, más posibilidades tendremos de desarrollar la enfermedad. Por eso, resulta muy útil conocer dichas variantes genéticas y ver cómo se modulan con la dieta, para así poder evitarlo con una nutrición personalizada.

Ya hoy se hacen test genéticos en empresas de ámbito privado, en las que se analizan determinados genes con respecto a algunas enfermedades (como analizar el gen FTO, entre otros, para ver la predisposición a obesidad). Una vez hechos estos análisis, se dan consejos nutricionales exclusivos para cada persona teniendo en cuenta estas características.

No obstante, los expertos piden que se invierta en este tipo de investigaciones en la sanidad pública, para que se vayan multiplicando los conocimientos en esta importante línea.

adn

Futuro, tu ADN en el bolsillo

Como decimos, hay consejos universales, pero no personalizados. Si conoces el carácter genético de cada persona tienes una herramienta mayor para prevenir la enfermedad y promocionar la salud.

Las intenciones para un futuro no muy lejano parecen de ciencia ficción, pero están muy cerca. Cada uno llevará escrito su genoma siempre encima, de forma que , por ejemplo, al ir a la compra, podamos comprobar con exactitud qué alimentos nos podrán beneficiar más y cuáles no.

Artículo escrito por Marta Salas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.