Objetivo: comer sano estas vacaciones. Consejos para no caer en la tentación

Objetivo: comer sano estas vacaciones. Consejos para no caer en la tentación
21/07/2016 Andrea Higuera

Objetivo: comer sano estas vacaciones. Consejos para no caer en la tentación

aperitivos

Ante la llegada de estas ansiadas semanas de relax solemos cometer excesos y nos dejamos llevar por los “malos hábitos”, el picoteo constante, mayor consumo de alcohol, comidas y cenas fuera de casa… Las salidas nocturnas, los días más largos y el intenso calor son factores que afectan a nuestros horarios y ritmo de vida en verano. No por ello debemos descuidar nuestra alimentación y nuestros hábitos. Vence las tentaciones y aprovecha las vacaciones para innovar en la manera de mantenerte sano y activo.

Alcohol: calorías vacías

En vacaciones solemos consumir más bebidas alcohólicas. ¿Sabías que el alcohol aporta 7 kcal/gramo? Son más calorías que los que nos aporta un gramo de hidratos de carbono o de proteínas. La mayoría de las bebidas alcohólicas provienen de la destilación y fermentación de azúcares. Estas kcal del alcohol no se aprovechan en el organismo para ninguna función más, no tiene valor nutricional, ni aporta nada beneficioso a nuestro organismo, pero sí contribuyen al total de calorías. Si no estás convencido te proponemos la comparativa entre las bebidas alcohólicas y las no alcohólicas en términos de calorías que aportan.

  • Cerveza con Alcohol: aporta 43 kcal/100ml. Un vaso de 200 ml aportaría unas 86-90 kcal.
  • Cerveza sin alcohol: aporta 37 kcal/100ml. Un vaso de 200ml alrededor de 74 kcal.
  • Cóctel cuba libre: 1 vaso 150ml 220 kcal. Por un vaso grande de 250 ml serían alrededor de 350 kcal.
  • Sangría: 96 kcal/100ml. Un vaso grande aportaría casi 250 kcal.
  • Sidra: 46 kcal/100ml.
  • Vino: el vino blanco aporta 83 kcal/100ml. Vino dulce 98 kcal/100ml.
  • Zumos: tienen entre 40 y 60 kcal/100ml.
  • Agua: 0 kcal/100ml.

Con estos datos es coherente no abusar de las bebidas alcohólicas y optar por el agua para mantener nuestra línea y cuidar el equilibrio entre el consumo de calorías y gasto de energía.

alcohol

Evitar las cocciones menos saludables

  • Evita las salsas que generalmente son muy calóricas, adereza mejor con aceite de oliva virgen, vinagre, limón y especias como la pimienta.

  • Evita los platos precocinados y opta por productos frescos de temporada.

  • Elige cocciones tipo plancha, brasa, horno o papillote en vez de fritos y rebozados.

  • Pregunta en el restaurante por opciones saludables, por ejemplo, sustituir las patatas fritas como guarnición por puré de patatas, ensalada o fruta.

plato verano

Recomendaciones de cantidades

En vacaciones es más fácil relajarse con la comida. No hay por qué dejar de comer radicalmente ningún producto, sobre todo si nos gusta, pero habrá que tratar de cuidar las porciones que consumas.

Evita combinados, tapas tamaño familiar y consumir aperitivos calóricos antes del plato principal.

  • Seguir el patrón de primer plato, segundo plato y postre.
  • En los postres siempre mejor optar por la fruta, mejor natural que en almíbar.

fruta

Conductas para compensar excesos

No podemos evitar actividades sociales durante estos meses, como las barbacoas, cenas fuera de casa, cumpleaños, fiestas patronales, etc. Sabemos de antemano que vamos a comer cosas no tan saludables, mucha gente se pregunta cómo compensar estos hábitos al día siguiente, pues bien, no es conveniente no comer o realizar conductas estrictas para compensar. Con aumentar un poco la actividad física, en vez de un paseo de una hora, aumentar el paseo a dos horas, nadar una hora más… con eso será suficiente. Esto unido a seguir los buenos hábitos, seguir el horario de comidas y sueño, comer equilibrado y ligero, además de beber suficiente agua.

No caigas en las dietas milagro

Ni la dieta de la piña, ni la de la alcachofa, ni ninguna van a servirte a largo plazo. Quizá bajes de peso pero lo que perderás es agua y electrolitos, esenciales en verano dado que aumentan las pérdidas por el sudor y por ello es imprescindible una adecuada hidratación; además, probablemente tendrás efecto rebote y todo el peso perdido lo recuperarás muy fácilmente.  No caigas en la tentación de realizar dietas restrictivas, excluyentes o disociadas, que no te llevan a ningún lugar, mejor mantén los buenos hábitos de alimentación y actividad física a largo plazo, será más beneficioso. Seguir el patrón de la dieta mediterránea será la mejor opción, puedes consultar en nuestros artículos de dieta mediterránea para ampliar la información.

En conclusión, intenta no dejarte seducir por las tapas de verano y los hábitos sedentarios. Con la ayuda de nuestra app y estos consejos puedes seguir una vida saludable y activa en todas las estaciones del año ¡Ánimo!.

verano

Artículo escrito por Ángela Patricia Morales

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.