Otra dieta milagro: La dieta del astronauta

Estamos cansados de ver dietas que prometen hacernos perder los kilos que nos sobran en poco tiempo y con relativamente poco esfuerzo. Pues bien, aquí tenemos una más, la dieta del astronauta o de la NASA, que ha aparecido en nuestras vidas hace relativamente poco.

Quizás sea por su nombre por lo que atrae, seguramente hayas pensado que “si la han diseñado científicos de la NASA y es la que siguen los astronautas debe ser buena”.

Pero lo cierto es que esta dieta no fue diseñada para perder peso, sino como pauta para controlar los problemas digestivos y el estrés que sufrían en el espacio en ciertos momentos los astronautas de la NASA, y que más tarde se ha puesto de moda para bajar peso.

Analicemos esta dieta:

La dieta promete una bajada de unos 3 kilos cada 3 días, atractivo ¿no?

Esto se supone que se consigue con no más de 500 kcal diarias, la carne se reserva para la cena, no se pueden tomar grasas, ni apenas hidratos de carbono.

Este plan se recomienda seguir durante 13 días, descansar una semana, y continuar otros 13, y así hasta lograr el peso deseado.

¿Cuál es el problema?

Una dieta de reducción de peso saludable junto con actividad física consigue una bajada de máximo 1 kg a la semana. Siendo recomendable bajar alrededor de 2-4 kilos al mes.

Las dietas tan restrictivas que prometen bajar un kilo al día, suelen ser como la que te contamos hoy, bajas en calorías y en carbohidratos, por lo que el peso perdido se debe fundamentalmente al glucógeno que se almacena en nuestro organismo junto con agua, así que la pérdida de peso será solo pérdida de líquido, no de grasa, como debería ser.

Uno de los tantos problemas que presenta esta dieta tan restrictiva para nuestra salud, son los déficits vitamínicos que aparecerán, así como un déficit de ácidos grasos esenciales, al ser el aporte de alimentos insuficiente.

Además, las insuficientes calorías nos impedirán concentrarnos o pensar con claridad, y si hacemos algo de actividad física con seguridad sufriremos vahídos, sin hablar de los desequilibrios hormonales que se producirán.

Otra cuestión es que todas estas desventajas, ni siquiera servirán para bajar peso, como ya hemos dicho, la bajada será de líquido fundamentalmente, en cuanto dejemos esta dieta se producirá un efecto rebote que nos hará no solo recuperar el peso perdido, sino ganar más aun del que teníamos inicialmente.

Por lo tanto, debemos mirar siempre con ojo crítico estas dietas llamativas que prometen milagros en poco tiempo, y pensar en las repercusiones que estas posiblemente tendrán para nuestra salud.

Artículo escrito por Cristina Blanco

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.