Polvorones, los reyes de la Navidad

Polvorones, los reyes de la Navidad
16/12/2016 Andrea Higuera

Polvorones, los reyes de la Navidad

polvorones

Ya están aquí, a la vuelta de la esquina, sí son ellos, la tentación de todos los años… ¡LOS DULCES NAVIDEÑOS! Son los reyes de la Navidad: Turrones, mazapanes, alfajores o polvorones.

Estos últimos tienen hasta su propio método de degustación. Los cogemos entre las manos y los aplastamos, abrimos el papel típico y tan reconocible de un polvorón y ¡voilà! ya tenemos una bomba de calorías y sabor lista para degustar y disfrutar.

Hablemos de nutrición

El polvorón es una torta, comúnmente pequeña, de harina, manteca de cerdo (también puede hacerse con manteca de vaca) y azúcar, cocida en horno fuerte y que se deshace en polvo al comerla.

Nutricionalmente es un alimento con un alto aporte energético, ya que la mayor parte de su composición son grasas e hidratos de carbono. Pero es un aporte energético con demasiadas grasas saturadas y colesterol, debido en su mayoría a la manteca de cerdo.

Aproximadamente los polvorones contienen por cada 100g unas 550 kcal, esto es lo mismo que decir que un polvorón, el cual pesa unos 30 gramos, tiene un aporte calórico de 160-190 kcal.

Este es el contenido en Hidratos, Proteínas y Grasas que tiene un Polvorón de 186 kcal.

polvorón

Como podrás ver, las calorías de un polvorón son bastantes, y esto es fundamentalmente a su alto contenido en grasas (55%), la mayoría derivadas de manteca de cerdo y en este caso, también de las almendras.

Por otro lado, un 39% de las calorías derivan de los hidratos de carbono, de los cuales, un tercio son azúcares simples y el resto, hidratos complejos derivados de la harina de trigo.

Aunque puedes encontrar grasas muy buenas como las monoinsaturadas propias de las almendras, la realidad es que el polvorón constituye una fuente concentrada de energía debido a la cantidad de grasas y azúcares que posee, sin aportar cantidades apreciables de proteínas (6%) y fibra.

Por eso nuestro consejo es que te des un caprichito, pero que moderes el consumo de este dulce.

Un buen momento para consumirlo es a media tarde con un café de vez en cuando, y si fuese posible y nuestra hambre voraz nos los permite comer la mitad y ofrecer la otra mitad a un amigo o familiar.

Hay una opción más saludable para comer este dulce. Se trata de los polvorones vegetales. La diferencia es la composición de sus grasas. Se sustituye la grasa del cerdo por aceite de oliva virgen, esto aportará un gran contenido en grasas monoinsaturadas y menores niveles de colesterol.

Como os decimos siempre desde Nutrigen, “se puede comer de todo”, pero con moderación y si sabemos lo que estamos comiendo, mucho mejor.

Artículo escrito por José Miguel Martín

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.