¿Por qué mi amiga come de todo y no le engorda nada? ¡Y a mí todo lo contrario!

¿Por qué mi amiga come de todo y no le engorda nada? ¡Y a mí todo lo contrario!
27/12/2016 Andrea Higuera

¿Por qué mi amiga come de todo y no le engorda nada? ¡Y a mí todo lo contrario!

amigas

Algunas personas tienen la ‘suerte’ de comer mucho y todo tipo de comida y no engordar. Sin embargo, puede que tú seas de las que “con poco que coma, engordo”.

¿Qué hace que tu amiga coma tanto y no engorde? Nuestro organismo es muy complejo. Las diferencias en el peso pueden ser debido tanto al metabolismo como a la genética de cada uno, sin olvidar el estilo de vida que llevemos.

Metabolismo

Respecto al metabolismo, las hormonas tiroideas (secretadas por la glándula tiroides) son las responsables de muchas funciones, como la correcta actividad de nuestro metabolismo. Una actividad acelerada de la glándula tiroides (hipertiroidismo) se traduce en un aumento del metabolismo, y por lo tanto en una rápida quema de calorías, lo que hace que, normalmente estas personas coman mucho pero no engorden, sean activas e incluso podríamos pensar que nerviosas o hiperactivas.

Por el contrario, una actividad más baja de lo normal por parte de la glándula tiroides (hipotiroidismo) produce un enlentecimiento del metabolismo y menos utilización de energía, lo que puede conllevar a un aumento de peso.

Para diagnosticarlo, es necesario consultar con el médico y realizarse algunas pruebas, entre ellas una analítica que analice el nivel plasmático de las hormonas tiroideas.

Genética

Más del 50% del peso de una persona viene determinado por la genética. El resto viene determinado por el estilo de vida: la alimentación, el ejercicio físico, los horarios, las horas de sueño

Puede que tu genética te predisponga a un mayor peso, pero este riesgo puedes contrarrestarlo e incluso invertirlo con un estilo de vida activo y saludable. Por el contrario, puedes poseer una genética que te predisponga a un riesgo menor de aumento de peso pero tu estilo de vida invierte esta tendencia.

En conclusión…

La genética no cambia a lo largo del tiempo, pero sí el metabolismo, pudiendo enlentecerse con el paso del tiempo, sobre todo cuando se llega a la menopausia. Por lo tanto, es importante adoptar desde pequeño un estilo de vida saludable, la práctica de ejercicio físico habitual y una dieta variada y equilibrada para mantenerse en un peso adecuado toda la vida.

Es importante saber también que existen los “falsos delgados”, personas que son de constitución delgada, y que además comen mucho (y frecuentemente comida poco saludable), pero sus parámetros metabólicos están alterados (colesterol, LDL, triglicéridos, tensión arterial). Al verlos delgados no te imaginas que tengan una “falsa salud”, pero dichas complicaciones pueden llevarles más fácilmente a la aparición de enfermedades crónicas: hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer… Por lo tanto, no siempre lo importante es el peso para el desarrollo de enfermedades, sino el estilo de vida. Mantenerse delgado no siempre es garantía de estar sano.

Cada persona es un mundo, con el test genético de Nutrigen puedes conocer lo que dice tu genética acerca del riesgo de sobrepeso y obesidad y cuál es la dieta que más te beneficia para mantener un peso adecuado y una buena salud.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comment (1)

  1. Cayetano Ifeanacho 2 meses hace

    Si, una informacion muy breve y llena de sabiduria contemporanea.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.