¿Quieres mejorar tu entrenamiento con pesas? Entonces, ¡no te olvides de incluir estos 7 alimentos en tu dieta!

¿Quieres mejorar tu entrenamiento con pesas? Entonces, ¡no te olvides de incluir estos 7 alimentos en tu dieta!
25/11/2017 Nina Eichhorn

¿Quieres mejorar tu entrenamiento con pesas? Entonces, ¡no te olvides de incluir estos 7 alimentos en tu dieta!

La nutrición adecuada es esencial para mantenerte saludable y en forma. Si deseas mejorar tu entrenamiento con pesas, necesitas llenar tus músculos de energía con los alimentos adecuados para obtener los máximos resultados. En ese caso, ¡este post es para ti!

Lentejas

Las lentejas son especialmente ricas en proteínas de origen vegetal (100 gramos proporcionan aproximadamente 25 gramos de proteína) y fibra (100 gramos aportan unos 30 gramos de fibra). También son ricas en vitaminas (B1, B3 y B6) y minerales (zinc y selenio). Existen una gran variedad de recetas en las que puedes usarlas (lentejas con arroz, lentejas con espinacas y zanahoria…) y disfrutar de platos estupendos, saludables y nutritivos. Además, si las consumes después de entrenar ¡ayudan a recargarte las pilas!

Huevos

Los huevos son un alimento perfecto para la construcción muscular. Un huevo de gallina proporciona aproximadamente 7 gramos de proteína. Además, su valor biológico es casi de 100. ¿Qué significa esto? El valor biológico indica la proporción de aminoácidos de las proteínas y su facilidad de asimilación en nuestro organismo. Cuanto mayor es el valor biológico, más similar es la proteína del alimento a la proteína del cuerpo, lo que facilita que este la transforme en masa muscular. Dos huevos duros, por ejemplo, ¡son una merienda ideal para después del entrenamiento!

Quinoa

La quínoa es un acompañamiento ideal para el entrenamiento con pesas. Al igual que las legumbres, también es rica en proteínas de origen vegetal (100 gramos proporcionan 15 gramos de proteína). Este pseudocereal también es muy alto en magnesio (275 mg) que, junto con el calcio, juega un papel clave en la contracción muscular. La quínoa es también una fuente importante de vitamina C, E, B1, B2, B3 y ácido fólico además de contener hidratos de carbono en abundancia, lo que la convierte en una importante fuente de energía. A todo esto hay que añadirle su bajo aporte calórico, por lo que es un alimento recomendable en dietas en las que se requiere pocas calorías y grasas.

Jengibre

El jengibre además de fortalecer tu sistema inmunológico y mejorar el flujo de sangre a los músculos, promueve la descomposición del ácido láctico en el tejido muscular. Esto ayuda a recuperarte fácilmente ¡por lo que rápidamente estarás listo para el próximo entrenamiento!

Requesón

El requesón forma parte del desayuno perfecto si eres aficionado al entrenamiento con pesas. ¿Por qué? Porque este producto lácteo es bajo en calorías y una buena fuente de proteínas y carbohidratos de alta calidad. También contiene el aminoácido esencial triptófano que te ayuda a dormir mejor y, un sueño adecuado, es crucial para recuperarse bien.

Arándanos

Los arándanos son uno de los frutos más bajos en calorías (100 gramos solo tienen alrededor de 40 kilocalorías). Además también son antioxidantes, lo que significa que combaten los radicales libres en nuestro organismo siendo especialmente importante para un entrenamiento regular. Los arándanos saben muy bien en batidos o junto con avena y yogur natural. Son pequeños ¡pero poderosos!

Nueces

Las nueces son, al igual que los huevos, esenciales para la construcción muscular. Son ricas en proteínas y resultan particularmente beneficiosas debido a su alto contenido en omega-3. Además, gracias a este tipo de grasa, mejorarás los parámetros cardiovasculares (colesterol, salud de las arterias e hipertensión) sin alterar el porcentaje de grasa de tu cuerpo.

Ahora que ya conoces cuales son los alimentos que te ayudarán a mejorar tu entrenamiento con pesas, ¡no te olvides de incluirlos en tu dieta semanal para disfrutar de sus beneficios!

 

Isabel Borrás Olivares