Salmorejo: una idea muy refrescante y mediterránea

Salmorejo: una idea muy refrescante y mediterránea
15/07/2016 Andrea Higuera

Salmorejo: una idea muy refrescante y mediterránea

salmorejo

El salmorejo es un plato muy veraniego, fresco, nutritivo, bajo en calorías, sencillo y económico. Típico de nuestra dieta mediterránea, al igual que el gazpacho y el ajoblanco, lo podemos incluir en nuestro menú semanal como primer plato o acompañamiento o ‘salsa’ de un segundo.

Es una fuente de vitaminas y minerales, aportándonos alrededor de 175 Kcal por una ración estándar de 250ml (las calorías dependerán de la receta, de la cantidad de cada ingrediente). Además, cuenta con un perfil lipídico saludable, así como compuestos antioxidantes y cardioprotectores.

Los ingredientes del salmorejo tradicional cordobés son (para 6 raciones aprox.):

  • 1 kilo de tomate, el cual nos aportará vitaminas, minerales y antioxidantes como el licopeno.
  • 200 gramos de pan, que nos aportará hidratos de carbono complejos y le dará consistencia al salmorejo.
  • 100 gramos de aceite de oliva, nuestro oro líquido, rico en vitamina E y ácidos grasos monoinsaturados, beneficiososos para la salud cardiovascular.
  • 1 diente de ajo, alimento que también es un aliado de nuestro corazón, por sus compuestos bioactivos, que entre otros efectos favorece la circulación sanguínea.
  • 10 gramos de sal, que aporta un extra de sabor en nuestro plato, pero en este caso mejor moderar que abusar.

De forma opcional se le puede incluir vinagre, así como trocitos de pepino, pimiento, cebolla, huevo duro y jamón serrano por encima, estos dos últimos aportarán proteína, hierro y vitamina B12 a la receta.

salmorejo cordobes

Elaboración

La receta es muy sencilla.

  • Limpiamos los tomates, los trituramos y pasamos por un colador fino para quitar las pepitas y los trozos de piel (opcional).
  • Añadimos el pan en trocitos y lo dejamos reposar unos 10 minutos para que se impregne bien en el puré de tomate.
  • Pelamos el ajo y lo añadimos.
  • Echamos el aceite de oliva y la sal y trituramos hasta que nos quede una textura fina.
  • Lo metemos en la nevera y lo dejamos enfriar.

Nutriconsejos para cuidar tu línea

Para hacer un salmorejo más light puedes reducir la cantidad de aceite de oliva y de pan y aumentar el tomate, aunque te quedará un salmorejo algo menos espeso tendrá menos calorías.

Para aumentar la fibra te recomendamos pan integral, aunque no sea el ingrediente tradicional de la receta. Así como no quitar las pepitas ni la piel del tomate.

Por último, te recomendamos que moderes la cantidad de sal, con una pizca es suficiente.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.