Siete truco para ahorrar en la comida de navidad

Siete truco para ahorrar en la comida de navidad
11/12/2017 Cristina García Lomas

Siete truco para ahorrar en la comida de navidad

Que la Navidad es una fecha de amor y de felicidad no te lo negamos, pero todos sabemos que son unas fechas complicadas en lo que a gastos se refiere. Es realmente considerable el dinero que te gastas cada vez que se acercan estas fiestas. Tienes que comprar regalos para toda la familia, adquirir algún adorno navideño, cenar con tus compañeros y amigos fuera, y como no, hacer la compra para la cena o comida de Navidad si este año toca en tu casa. Para este último gasto te damos 5 ideas para que puedas ahorrar a la hora de hacer la compra y compensar un poco el resto de gastos, ¡toma nota!

Calcula tu presupuesto

Antes de precipitarte a comprar a lo loco, elabora previamente en tu casa un menú cerrado con varios entrantes, un plato principal y un postre. De esta manera podrás crear una lista de la compra con todos los ingredientes necesarios y ajustando las raciones a los comensales que recibirás en casa.

Compra con antelación

Los precios de determinados alimentos se disparan en Navidad, lo mejor es comprar con antelación los ingredientes que tengas claro que vas a poner en la comida y congelarlos hasta que llegue el momento. Te ahorrarás bastante dinero con ésta práctica.

Mejor alimentos de temporada

Si ya no estás a tiempo de llevar a cabo el punto anterior y los precios ya están desorbitados, opta por diseñar un menú con alimentos de temporada. Como los alimentos de temporada cuestan menos producirlos, existe mayor disponibilidad en el mercado, y por ello están mucho mejor de precio y además mucho más sabrosos.

Colaboración de los familiares

Siempre hay a alguien de la familia que se le da bien la repostería, aprovecha su habilidad para pedirle que lleve el postre, seguro que estará encantado de que cuentes con él. Con ello, te estarás ahorrando no sólo comprar bastantes ingredientes que luego te van a sobrar, sino mucho tiempo y sobre todo gasto de horno.

Cocina tú mismo

La mayoría de los platos preparados tienen un precio bastante elevado. Organízate y elabora las recetas caseras, te llevará algo más de tiempo pero tu economía te lo agradecerá.

Aprovecha las ofertas

Si no tienes muy claro el menú de Navidad, pásate unos días por tu supermercado a echar un vistazo a las ofertas. Muchas de ellas tienen una fecha de caducidad bastante lejana y podrás diseñar un menú en base a éstas. Además también puedes comprar alimentos de marca blanca que no tienen por qué ser peores en calidad respecto a las marcas más famosas.

Aprovecha las sobras

No siempre te comes lo que tenías pensado, pero eso no tiene por qué ir a la basura. Utiliza las sobras para preparar sopas de pescado, pasteles de marisco o croquetas los días posteriores a la celebración. De esta manera no tendrás que comprar comida en algunos días. ¡Aquí no se tira nada!

Ya tienes los trucos para ahorrarte un dinerillo en estas fechas. ¡Ahora sólo toca disfrutarlas!

 

Rocío López Puertas