Sodio

Sodio
11/04/2016 Andrea Higuera

Sodio

El sodio es un mineral que forma parte de la sal de mesa o cloruro sódico. Al igual que el potasio y el cloro, es un electrolito y posee importantes funciones en la regulación de las concentraciones de los medios acuosos en nuestro organismo.

Con el sodio presente en los alimentos de forma natural sería suficiente para cubrir las recomendaciones establecidas. De hecho, la mayoría de la población toma más sal (y por tanto más sodio) en la dieta de la que debiera.

Funciones

  • Regula la presión arterial y el volumen sanguíneo.
  • Esencial para el correcto funcionamiento de músculos y nervios.
  • Forma parte de los huesos.
  • Participa en el equilibrio osmótico: concentración de sustancias dentro y fuera de las células.
  • Colabora en la permeabilidad de las membranas.
  • Interviene en la contracción muscular.
  • Participa en la transmisión nerviosa

Fuentes alimentarias

Las fuentes principales de sodio son:

  • Sal presente en los alimentos de manera natural.
  • Sales presentes en productos procesados, congelados, enlatados.
  • Sal de cocinado o aliño.

Casi todos los alimentos contienen sodio de forma natural:

  • Leche
  • Quesos
  • Verduras
  • Pescados
  • Mariscos
  • Huevo
  • Carnes
  • Embutidos

sodio

Deficiencia de sodio en la dieta

Aunque es más habitual que los problemas se den por exceso, también puede haber un déficit de este mineral, lo que ocasiona:

  • Debilidad
  • Confusión mental
  • Calambres musculares
  • Alteraciones circulatorias

Exceso de sodio en la dieta

Cuando los riñones, encargados de eliminarla, no pueden hacerlo correctamente al haber un exceso de este mineral, puede producirse hipertensión arterial. Para disminuirla, sería conveniente reducir la cantidad de sal en las comidas.

La ingesta excesiva puede llevar a la retención de líquidos. Esto es grave en aquellas personas que padezcan una insuficiencia cardíaca congestiva, o nefropatía. Por lo que deberán acudir al médico para que les haga una dieta acorde a su patología.

sal

Artículo escrito por Carmen Martínez de Marañón

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.