Té Rooibos: propiedades y beneficios para la salud

Té Rooibos: propiedades y beneficios para la salud
27/04/2016 Andrea Higuera

Té Rooibos

El té rooibos es mundialmente conocido y consumido por su sabor y aroma. A diferencia del resto de tés, no proviene de la planta Camellia sinensis, sino de un arbusto de origen africano llamado Aspalathus linearis, por lo tanto podríamos decir que no es exactamente un té, sino una infusión.

Los usos medicinales tradicionales de esta bebida en África incluye el tratamiento de los cólicos infantiles, alergia, asma, problemas de piel entre otros.

También se ha empleado como un remedio popular indicado por algunas medicinas tradicionales para tratar el dolor de cabeza, náuseas, depresión leve, anti-hipertensivo, laxante, sedante, así como para el tratamiento de la aterosclerosis y la diabetes.

té rooibos

Contenido nutricional

Una bolsita o cucharada de té rooibos proporcionan 300mg de proteína, también contiene cobre, flúor, manganeso así como calcio, hierro, potasio, magnesio, sodio y zinc en cantidades minúsculas (<1% de la ingesta diaria recomendada).

té rooibos

Propiedades del té rooibos

  • Ideal para adelgazar, ya que es diurético evitando así la retención de líquidos y además posee efecto termogénico.
  • Bueno para relajarse, ya que no contiene cafeína. Por lo tanto, es apto para niños, embarazadas y lactantes, y para tomarlo de noche, ya que no nos producirá insomnio.
  • Es antioxidante por su contenido en polifenoles y otros compuestos bioactivos específicos de esta bebida.
  • Para combatir los problemas digestivos. Se recomienda en caso de diarrea, estreñimiento, pesadez de estómago o náuseas y vómitos, para regular los problemas digestivos.
  • Algunos estudios parecen mostrar un efecto anticancerígeno. Aunque hacen falta más estudios en este campo.
  • Apenas tienen taninos, por tanto, a diferencia del reto de tés, no interactúa disminuyendo la absorción de hierro.
  • Refrescante en verano, ya que puede tomarse también como bebida fría. Simplemente prepara la infusión y refrigérala hasta consumirla. Puedes mezclarla con una rodaja de limón o incluso zumo de limón o naranja y el resultado te sorprenderá.

Artículo escrito por Andrea Higuera

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.