Vitamina E

Vitamina E
08/04/2016 Andrea Higuera

Vitamina E

La vitamina E, también denominada Tocoferol,  es una vitamina liposoluble con propiedades antioxidantes. Al ser liposoluble, se disuelve en aceites y grasas y se consume a través de alimentos ricos en grasas. Las vitaminas liposolubles se acumulan en el cuerpo (hígado y tejido adiposo) por lo que no es necesario consumirlas diariamente. Al contrario, el exceso puede ser perjudicial.

Funciones de la Vitamina E:

  1. Estimula el sistema inmunitario
  2. Función antoixidante: protege a las células de los daños provocados por los radicales libres
  3. Cardioprotectora: dilata los vasos sanguíneos y evita la formación de coágulos de sangre
  4. Participa en la formación de tejidos

Fuentes alimentarias

  • Aceites vegetales, aceites de maíz y soja
  • Frutos secos: avellanas, almendras
  • Semillas de girasol
  • Hortalizas de hojas verdes (como las espinacas y el brócoli)

vitamina e

Deficiencia. Una ingesta baja de vitamina E puede:

  • Sistema neuromuscular: dañar los nervios y los músculos con pérdida de sensibilidad en los brazos y las piernas, pérdida de control del movimiento corporal, debilidad muscular
  • Problemas de la visión
  • Alteración del sistema vascular y reproductor
  • Anemia

Niveles altos de vitamina E:

  • Dolores abdominales, náuseas
  • Alteración de la coagulación sanguínea. Pueden incrementar el riesgo de sangrado y hemorragia grave en el cerebro
  • Pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos

Ingestas recomendadas

Las ingestas recomendadas de vitamina E varían en función del sexo, edad y del estado fisiológico. En niños se recomiendan 6-8mg/día,  en los hombres y mujeres 12mg/día.  En la lactancia las necesidades de la vitamina E aumentan a 17mg/día y en el embarazo a 15mg/día.

Artículo escrito por Carmen Martínez de Marañón

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.