Zinc en la dieta

Zinc en la dieta
25/04/2016 Andrea Higuera

Zinc

El zinc es un mineral que cumple un papel fundamental en nuestro sistema inmunológico. Contribuye a asimilar las proteínas y los carbohidratos y es esencial para la producción de energía.

Funciones en el organismo

  1. Favorece la producción de linfocitos y participa en el funcionamiento de nuestro sistema inmune.
  2. Participa en numerosas reacciones químicas.
  3. Produce la activación de ciertas hormonas.
  4. Interviene en la síntesis de ADN y ARN.
  5. Colabora en el mantenimiento de la estructura de las células y participa en la división y el crecimiento celular.
  6. Ayuda en la cicatrización de heridas.
  7. Su presencia en el organismo es esencial para el correcto funcionamiento del olfato y el gusto.
  8. Aumenta el efecto de la insulina. El zinc es básico para la formación de insulina.
  9. Ayuda a reducir el riesgo de sufrir un resfriado.
  10. Es fundamental para el correcto desarrollo de las gónadas (ovarios y testículos), así como en la reproducción y en la fertilidad.

Alimentos ricos en Zinc

  • Carne y pescado (cordero, carne de vaca, hígado de ternera, ostras)
  • Huevos y lácteos
  • Germen de trigo
  • Legumbres
  • Frutos secos (nueces, maní)
  • Semillas (semillas de calabaza, semillas de sandía, sésamo)
  • Alimentos de origen vegetal (espinacas, setas y hongos)
  • Chocolate y cacao en polvo

zinc

Síntomas del déficit de zinc

  • Infecciones frecuentes
  • Alteración de los caracteres sexuales (hipogonadismo)
  • Pérdida del cabello
  • Inapetencia, cansancio o anemia
  • Alteración del sentido del gusto y olfato (hipogeusia)
  • Llagas en la piel
  • Crecimiento lento
  • Dificultad para ver en la oscuridad
  • Heridas que tardan mucho tiempo para sanar
  • Enanismo o alteraciones en el crecimiento
  • Dermatitis
  • Diarrea
  • Lentitud a la hora de la cicatrización

Recomendaciones diarias de Zinc

La ingesta diaria recomendada de este mineral es de 15 mg/día en adultos tanto en hombres como mujeres. Aumentando esta cifra hasta los 20 mg/día durante la 2ª mitad de la gestación y a 25 mg/día durante el periodo de lactancia.

sandía

Artículo escrito por Carmen Martínez de Marañón

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.